Educación abre la vía a la gratuidad de tasas universitarias

Prevé una bajada de la horquilla de los costes de matrículas entre el 0 y el 25%. Dependerá de las autonomías.

El senador socialista Francisco Menacho denunció que las matrículas de España son las más caras de Europa
El senador socialista Francisco Menacho denunció que las matrículas de España son las más caras de Europa

Prevé una bajada de la horquilla de los costes de matrículas entre el 0 y el 25%. Dependerá de las autonomías.

Las tasas universitarias en primera matrícula podrían ser gratuitas, dependiendo de la comunidad autónoma si salen adelante los presupuestos para 2018. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ayer anunció en el Senado que los presupuestos incluirá una bajada de la horquilla de los costes de las matrículas de las titulaciones universitarias de grado. En concreto, se situarán entre el 0 y el 25 % de los costes de la primera matrícula, lo cual abre la posibilidad a que alguna comunidad oferte estudios universitarios sin coste alguno en el primer curso. De salir adelante esta medida quedaría en manos de las comunidades autónomas esta posibilidad, que podrán fijar tasas más asequibles. «Este Gobierno tiene como objetivo favorecer la igualdad de oportunidades de los universitarios y bajar los precios públicos. En 2017 modificamos a la baja las horquillas de las tasas para los máster no habilitantes y en el proyecto de los Presupuestos Generales de 2018 modificaremos a la baja las titulaciones oficiales de grado. Es una buena noticia. De ahí los 50 millones más en becas previstas y la reducción de la horquilla en las titulaciones universitarias», dijo durante el pleno.

La bajada de las tasas supondría una nueva modificación del Real Decreto 14/2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto público en educación. En 2017 el Gobierno redujo las horquillas de las tasas de los másteres no obligatorios.

«El Estado fija la horquilla, pero son las comunidades autónomas las que fijan el precio. Es verdad que hay disparidades, pero son las comunidades las que fijan las disparidades, no el Estado», dijo el ministro. Así pues, lo que haría el Gobierno es abrir la vía legal para «favorecer la igualdad de oportunidades entre los universitarios y bajar los precios públicos». La medida, sin embargo, no ha sido bien vista por todos los expertos educativos. «Multiplicar por 2,5 veces la amplitud de la horquilla con respecto a la regulación del ministro Wert no es un movimiento en la buena dirección, por mucho que unas patas de la horquilla sea el «gratis total», dijo el ex presidente del Consejo Escolar del Estado Francisco López Rupérez. «Sí es competencia exclusiva del Estado, de acuerdo con el artículo 149 de la Constitución garantizar la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos constitucionales; y el Gobierno no debería, en mi opinión, facilitar las condiciones que hacen posible un tratamiento desigual de los ciudadanos en aspectos cuya regulación es de su competencia».

Estudiar en una universidad española sale a un precio u otro dependiendo de la región de que se trate. Así, por ejemplo, en cuanto a grados, en primera matrícula Cataluña tiene los precios mínimo y máximo de grado más alto. Le siguen Madrid y Castilla y León que, Junto con Cataluña, son las únicas con precios mínimos por encima de los mil euros por curso.

Galicia es la comunidad más barata, seguida de Extremadura y Cantabria, con precios mínimos también por debajo de los 700 euros. Andalucía, con un precio único de 757 euros por curso, está por debajo del precio máximo del resto de comunidades autónomas, que se sitúa por encima de los 800 euros, según un estudio del Observatorio del Sistema Universitario.