La Generalitat defiende a los Mossos en la revuelta de Salou

La familia de la víctima denuncia los hechos ante el juez

Senegaleses concentrados ayer en la fuente de Canaletes, en Barcelona, en solidaridad con su compatriota
Senegaleses concentrados ayer en la fuente de Canaletes, en Barcelona, en solidaridad con su compatriota

El conseller de Interior de Cataluña, Jordi Jané, ha asegurado hoy que los Mossos d'Esquadra no tuvieron ningún tipo de contacto físico con el mantero que ayer falleció al caer desde un tercer piso en Salou cuando huía de una redada contra el "top manta", y que así lo acreditan dos testigos directos.

El suceso que tuvo lugar el martes en Salou (Tarragona), en el que murió un hombre senegalés de 50 años tras precipitarse por el balcón durante una redada de los Mossos d’Esquadra contra el «top manta», provocó tipo de reacciones, más además tras los graves altercados del martes, cuando la comunidad senegalesa de Salou cortó las vías del tren, por lo que la población permaneció diez horas incomunicada.

El consejero de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, compareció ayer en rueda de Prensa , y aseguró que los agentes de los Mossos «no tuvieron ningún tipo de contacto físico» con el «mantero».

Dos testigos directos corroboraron que los Mossos no tocaron al senegalés cuando entraron en el piso ni provocaron que Mor Sylla, el hombre que falleció, se precipitarse desde el balcón desde un tercer piso.

Según dijo el consejero, cuando los policías entraron en la vivienda, en la habitación en la que estaba la víctima había dos personas, una de las cuales se quedó quieta atendiendo al requerimineto policial, mientras que el fallecido salió al balcón por una puerta corredera que daba acceso directo y se subió a la barandilla, desde la que se arrojó al vacío.

Por el contrario, la familia de la víctima denunció la actuación de los Mossos en el juzgado, al dudar de la versión policial, pese al testimonio de los vecinos. Un hermano de la víctima ha aseguró que los Mossos apoyaron contra la pared al resto de detenidos que estaban en la vivienda y que a su hermano lo apoyaron contra el balcón. «Es lógico que si te apoyan contra el balcón, vayas al suelo», agregó. Esta versión se contradice con la de la consejería, y también con la de los vecinos.

Por su parte, un centenar de senegaleses se manifestaron por Salou, para protestar por la muerte de su compatriota. La manifestación comenzó frente al Ayuntamiento, y posteriormente se dirigió al piso del fallecido.

Mientras, el Síndic de Greuges convocó para hoy una junta de Seguridad Local con carácter extraordinario, a la que asistirá Jané, para analizar los hechos y la lucha contra el «top manta», lo que puede abrir un nuevo debate sobre esta polémica.

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, defendió a los Mossos d’Esquadra frente a «la violencia senegalesa», y pidió la comparecencia en el Parlamento catalán de Jané, una opción que apoyó ICV. Fernández opinó que «es inadmisible la violencia extrema de los manteros senegaleses que provocaron agresiones».

Nuevo momento tenso durante la manifestación

La marcha de ciudadanos senegaleses transcurrió ayer con normalidad hasta que el propietario de un bar de la zona recriminó a los manifestantes la conducta reaccionaria que mantuvieron el día anterior en cuanto a los disturbios y los cortes de vías. Así, el gerente se encaró con algunos de los senegaleses y llegaron incluso a lanzarse sillas y botellas.