Casi el 40% de las mujeres que abortaron lo ha hecho más de una vez

El número de interrupciones voluntarias el año pasado fue de 94.188, un 0,6% menos que en 2014. Es la cifra más baja de los últimos 11 años.

El número de interrupciones voluntarias el año pasado fue de 94.188, un 0,6% menos que en 2014. Es la cifra más baja de los últimos 11 años.

En 2014, por primera vez en 10 años, la cifra de abortos voluntarios bajó de los 100.000. Las cifras publicadas ayer por el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad muestran que la cifra se estabilizó en 2015. En total, se produjeron 94.188 interrupciones, un 0,6% menos respecto al año anterior. Se trata del cuarto descenso consecutivo y el número más bajo desde 2005, cuando se registraron en torno a 91.000. La tasa apenas varía: 10,40 abortos por cada mil mujeres frente a la de 10,46 de 2014.

En líneas generales, las variables que maneja el informe apenas registran cambios. En total, hubo 3.087 abortos practicados a menores de 16 y 17 años, que desde septiembre de 2015, después de que el Gobierno del PP reformara la ley, precisan de autorización paterna para someterse a la intervención. Una cifra que supone un descenso del 3%. Del resto de menores que abortó, 773 tenían 15 años; 303, 14 años; 62, 13 años, y un total de seis contaban con tan sólo 12 años. Del mismo modo, se mantiene un elevado porcentaje de mujeres que se había sometido a abortos con anterioridad: el 37,64% ya había interrumpido su embarazo. Casi un 25% había abortado en una ocasión y cerca de un 13% en dos o más ocasiones.

El descenso no se produce en todas las franjas de edad. En la que tiene la tasa más alta de abortos, las mujeres de 20 a 24 años, la tasa pasa de 16,56 por cada mil mujeres a 16,67; en las de 30 a 34 años, sube de 12,33 a 12,50, y en las de 35 a 39, aumenta de 8,65 a 8,79. Siete de cada diez del total abortó durante las primeras ocho semanas de embarazo; un 23,9%, entre las semanas nueve y catorce; un 6%, entre las semanas 15 y 22 y un 0,12%, a partir de la 23.

El perfil mayoritario es el de una mujer española, con pareja e hijos, que cuenta con estudios de ESO o equivalentes y que trabaja por cuenta ajena. La inmensa mayoría de intervenciones (88,28%) se practica en centros privados, en detrimento de los públicos (11,72%).

Desde la ONG RedMadre, su presidenta, Amaya Azcona, afirmó que «siguen siendo unos números muy altos» y manifestó que «no es de recibo que en España se estén abortando alrededor de 94.000 niños». Por su parte, la directora general del Foro Español de la Familia, Luisa Maldonado, quiso hacer un enfoque «positivo» porque la cifra ha «disminuido levemente». Con todo, ambas organizaciones solicitaron medidas de apoyo a la maternidad, así como «políticas laborales para hacer frente a embarazos que son muy difíciles», afirmó Azcona.