Un hombre muere tras ser arrastrado dos km por el agua

La Guardia Civil rescató a otro que cayó de un puente en Alicante por el temporal

El hombre intentó quitar el coche de dónde lo tenía aparcado
El hombre intentó quitar el coche de dónde lo tenía aparcado

La Guardia Civil rescató a otro que cayó de un puente en Alicante por el temporal

El fuerte temporal que azota desde el viernes al sureste peninsular se llevó ayer la vida de un hombre que fue sorprendido por una tromba de agua en Finestrat, Alicante. A las 11:13 la Guardia Civil de Alicante recibió el aviso de una persona de avanzada edad que, desobedeciendo la alerta por lluvias, había salido a caminar por la cala de Finestrat. El hombre fue arrastrado hasta el mar, donde se le perdió la vista. A continuación, se desplegó un dispositivo de búsqueda, compuesto por un servicio marítimo de la Guardia Civil, los Geas, Usecia y agentes de Finestrat, que lo localizó 20 minutos después de la alerta. Pero ya nada se podía hacer por él. Finalmente el cuerpo fue restado a dos kilómetros del lugar del suceso, en la Cala Racó del Conill, en Villajoyosa, por el helicóptero de la Diputación. Al cierre de esta edición, aún no se había identificado al fallecido, que, a tenor del vídeo grabado por un vecino, fue sorprendido por el agua cuando quería recuperar su coche. Un extremo que desde el Instituto Armado ni confirmaron ni desmintieron.

Cuatro horas después, la Guardia Civil de Alicante recibía el aviso de otro hombre en peligro por el temporal. En esta ocasión, el desenlace fue bien diferente. El hombre de 30 años, vecino de El Campello, había salido a caminar sobre las 06:00 de la mañana a pesar de la alerta del temporal. Durante el paseo se cayó por un puente con una altura de unos ocho metros en el barranco del río Seco. A las 15:00 horas, el hombre fue localizado por agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia, que lo trasladaron al Hospital de San Juan, sin que presentase heridas de gravedad.

Las precipitaciones provocaron también el rescate de varios vehículos, entre ellos dos turismos en Vila-real, uno de ellos atrapado bajo un puente y el segundo en uno de los pasos del barranco de Rátils, cuyos ocupantes lograron salir sin sufrir ningún daño, informó Efe. A estas incidencias se sumaron los achiques de agua, las riadas e inundaciones en las calles. En esta región, el 112 comunicaba haber recibido 700 llamadas por teléfono, que se había tenido que cerrar el Puerto de Gandía por las adversas condiciones meteorológicas y que se habían producido desprendimientos en una fábrica abandonada. Asimismo, después de que el pasado viernes se realizaran diversos cortes por prevención, ayer únicamente estaba cerrado el Puerto Sagunto, informó la Subdelegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana, donde, según el balance de lluvia acumulada entre las 11 horas del viernes y las 17 horas de ayer (30 horas), superaron los 100 litros por metro cuadrado en tres observatorios: Buñol, Chera y Siete Aguas.

El temporal también está azotando la Región de Murcia, donde se alcanzaron casi 70 l/m2 acumulados en Cartagena, con intensidades máximas en 10 minutos superiores a los 12 l/m2. El centro de Coordinación de Emergencias atendió más de 260 asuntos relacionados con las precipitaciones. Y en Ibiza se han registrado la caída de una docena de árboles.

Las fuertes lluvias que llevan afectando desde el pasado viernes al sureste peninsular continuarán hoy en gran parte del área mediterránea. Hay 20 provincias en alerta por lluvias, vientos, nevadas y costeros, de las cuales cinco (Almería, Granada, Alicante, Valencia y Murcia) están en alerta naranja, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En concreto, las lluvias torrenciales podrían llegar a acumular hasta 140 litros por metro cuadrado en Alicante y Valencia, y 100 en Murcia. En Castellón la alerta es amarilla.

En cuanto a las precipitaciones en forma de nieve, el Ministerio de Fomento informó ayer de que ha activado los medios necesarios para hacer frente a las nevadas que puedan producirse durante las próximas horas, ante las alertas por nevadas en las provincias de Almería, Jaén y Granada. Para hacer frente a estos fenómenos, en Andalucía Oriental disponen de 25 quitanieves y 3.115 toneladas de fundentes.