El voto femenino y sus 85 años de historia

La lucha de Clara Campoamor por el voto femenino se ratifico por primera vez en las elecciones generales de 1933

Clara Campoamor / EFE
Clara Campoamor / EFE

19 de Noviembre de 1933. Tal día como hoy en aquel año, se celebrarían unas elecciones generales que supondrían un antes y un después dentro de la historia de nuestro país. Las mujeres españolas ejercían por primera vez su derecho a voto. Un igualdad entre hombres y mujeres que hasta esa fecha no había sido posible en España. 85 años se cumplen hoy desde que se hiciera efectivo por primera vez el sufragio femenino en España, que contaba con casi 7 millones de mujeres censadas en aquella época.

Ímpetu, valentía y coraje son adjetivos que quizá describan la figura de Clara Campoamor, una mujer que luchó firmemente por los derechos de las mujeres españolas a principios del siglo XX. Madrileña de nacimiento, era la única representante femenina junto Victoria Kent y Margarita Nelken en el Congreso de los Diputados en 1931 y solamente Clara, diputada del Partido Radical, apoyaba la aprobación del derecho de las mujeres a votar en las elecciones. Licenciada en derecho, fue la segunda mujer en ocupar una plaza dentro del Colegio de Abogados de Madrid, justo un mes después Victoria Kent, su adversaria parlamentaria, la cuál estaba en contra del voto femenino debido a la posible influencia de este en el voto a favor de la derecha, con la que tendría un acalorado debate con el sufragio femenino como tema de disputa.

"Señores diputados: lejos yo de censurar ni de atacar las manifestaciones de mi colega, señorita Kent, comprendo, por el contrario, la tortura de su espíritu al haberse visto hoy en trance de negar la capacidad inicial de la mujer", dijo Clara Campoamor un 1 de Octubre de 1931, día en el que pronunciaría un famoso discurso en favor de la legalización del voto femenino y que posteriormente acabaría con la aprobación en las Cortes el sufragio femenino por 161 votos a favor y 131 en contra. La paradoja de esta votación suponía que las mujeres podían ser elegidas como representantes parlamentarias pero no podían votar, hecho que cambió aquel día y que se ejecutó por primera vez dos años después en 1933. Hasta esa fecha, solo algunos países como Reino Unido, Finlandia o Noruega habían aprobado la legalización del sufragio femenino, a los que sumaba una España que se encontraba en la II República.

La Vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvó, o la Biblioteca Nacional de España han querido conmemorar este 85 aniversario desde sus cuentas oficiales de Twitter, esta victoria feminista en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres.