Entran en su casa y se la dejan limpia y ordenada sin robar nada

Nate Roman se encontró con una sorpresa al llegar a casa: unos intrusos habían dejado su casa impecable, incluso con una flor decorativa en el baño.

Flor decorativa dejada por los intrusos en el baño
Flor decorativa dejada por los intrusos en el baño

Nate Roman se encontró con una sorpresa al llegar a casa: unos intrusos habían dejado su casa impecable, incluso con una flor decorativa en el baño.

Se trata sin duda del allanamiento más extraño de la historia. Un vecino de la ciudad de Marlborough (Massachusetts, EE.UU.) descubrió al regresar a su casa junto a su hijo el pasado día 15 que algún desconocido había ingresado en la vivienda para limpiar y ordenar su interior, informa NBC News. En lugar de robar, el intruso o los intrusos limpiaron y adecentaron su hogar.

Nate Roman, de 44 años, se había ausentado durante el día por trabajo. Al regresar a casa acompañado de su hijo de 5 años, fue este último quien había notado que la puerta trasera se encontraba abierta.

Entonces, el padre revisó una por una las habitaciones y descubrió, para su sorpresa, que todas habían sido cuidadosamente limpiadas, a excepción de la cocina. La casa olía a lejía y otros productos de limpieza, la habitación del niño estaba inmaculada con la cama hecha y los peluches ordenados cuidadosamente. Además, el papel higiénico del baño había sido adornado con un origami en forma de rosa”

Roman cree que alguien que trabaja para un servicio de limpieza de casas puede haber confundido su dirección con otra.