Actualidad

Existió un mini Tiranosaurio Rex

Medía menos de 1,20 metros y era rápido y ligero: “Un depredador formidable”

Medía menos de 1,20 metros y era rápido y ligero: “Un depredador formidable”

Publicidad

Se llama Moros intrepidus, tiene 96 millones de años y es un Tiranosaurio Rex en miniatura. No es que fuera del tamaño de una hormiga, pero sus dimensiones son pequeñas en comparación a la envergadura habitual del dinosaurio rey. El hallazgo es fruto del trabajo de un equipo de expertos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y se ha publicado hoy en la revista “Communications Biology”. Se encontró en lo que hoy es el estado de Utah y pertenece al periodo Cretácico. Lejos de la curiosidad, el descubrimiento ofrece información importante acerca de cómo el T-Rex consiguió hacerse con el control del entorno. Llegó a Norteamérica procedente de Asia, al igual que otras especies contemporáneas como los triceratops. Es la especie de dinosaurio más antigua que se ha descubierto hasta ahora, con una diferencia de unos 70 millones de años.

El Moros intrepidus data del Jurásico y es un dinosaurio de tamaño medio. Medía entre 90 centímetros y 1,20 metros. Pero su tamaño no le hacía justicia: eran ligeros y extraordinariamente rápidos. Los científicos apuntan a que era un “depredador formidable”, ya que esas características se unen a unas capacidades sensoriales avanzadas.

Publicidad

Ahora, los científicos se afanan en saber en qué momento el tamaño de los T-Rex aumentó de forma exponencial. “La única forma de atacar este problema era salir y encontrar más datos sobre estos animales raros”, dice Lindsay Zanno, paleontóloga de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, jefa de paleontología del Museo de Ciencias de Carolina del Norte y autora principal del artículo que describe la investigación.

Publicidad

“Con una combinación letal de una gran fuerza de mordida, visión estereoscópica, tasas de crecimiento rápidas y tamaño colosal, los dinosaurios tiranos reinaron sin oposición durante 15 millones de años antes de la extinción del Cretácico final, pero no siempre fue así”, explica Zanno. “Al principio de su evolución, los tiranosaurios cazaban en las sombras de otros linajes arcaicos como los alosaurios, que ya estaban establecidos en la parte superior de la cadena alimentaria”.

“Aunque los tiranosaurios cretáceos más tempranos eran pequeños, que existieran otras especies similares depredadoras indica que estaban preparados para aprovechar las nuevas oportunidades cuando se calentasen las temperaturas, aumentase el nivel del mar y se redujesen los rangos de los ecosistemas a principios del Cretácico Tardío”, dice Zanno, que añade que ahora saben que les tomó “menos de 15 millones de años llegar al poder”.