Hallan los restos de una mujer alemana desaparecida hace dos años en Gredos (Ávila)

Los restos de una mujer de nacionalidad alemana, de 56 años, que había desaparecido en Bohoyo (Avila) hace dos años, han sido encontrados ahora, tras una muerte que se achaca a deshidratación después de haberse desorientado. Según la Guardia Civil, las autoridades alemanas y la Interpol pidieron ayuda para investigar sobre el paradedo y localización de Marianne Irlbeck, procedente de la ciudad de Ktzting, de 56 años de edad.

Había realizado un viaje de ida a España en el mes de julio de 2.013 y debía haber regresado a su país en un vuelo contratado para el día 18 del ese mes, pero las últimas noticia que tuvieron de ella sus familiares fueron en el mes de julio. El Equipo de Delitos contra las Personas, Homicidios y Desaparecidos, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Avila y las fuerzas de la compañía de Piedrahita elaboraron un análisis exhaustivo de investigación, y reconstruyeron paso por paso y día por día la estancia de la mujer hasta principios de agosto, pero su rastro ser perdió a comienzos de ese mes en las inmediaciones de Bohoyo.

Dos años después, el 10 de abril, en la zona La Dehesa, del término municipal de Bohoyo, se localizaron unos restos humanos sin aparentes signos de violencia, y tras las gestiones practicadas con la Policía alemana, se obtuvo el perfil genético de la desaparecida y su ficha dentaria. Realizado el cotejo de los elementos facilitados por las autoridades germanas con los obtenidos en la autopsia de los restos hallados, se contrastó que el cadáver descubierto se correspondía con el de la mujer, y por la antig~edad de los restos se dedujo que el fallecimiento se produjo en las fechas en las que se perdió su rastro.

De la investigación llevada a cabo y una vez realizado el análisis criminal, se deduce que la desaparición y su continuidad en España eran totalmente voluntarias. También existen suficientes indicios para determinar que las causas del fallecimiento pudieron deberse a la deshidratación de la víctima, toda vez que la misma había sufrido una desorientación en el paraje donde posteriormente fue hallada y encontrándose físicamente muy débil en dicho momento. De las investigaciones se ha dado oportuna cuenta a Interpol y a las autoridades alemanas, de un caso que lleva el Juzgado de 1 Instancia e Instrucción de Piedrahita.