Investigan si hay retención ilegal de monjas en un convento gallego

Convento de las Mercedarias
Convento de las Mercedarias

Tres religiosas que dejaron el centro tras personarse la Policía Nacional aseguran que sufrían amenazas y coacciones.

El juzgado de instrucción número uno de Santiago investiga la supuesta retención ilegal de monjas de clausura en el convento de las Mercedarias, situado en el centro histórico de la capital gallega. El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha informado de que el pasado viernes se recibió el atestado de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y esta unidad de la Policía Nacional se puso en contacto con la magistrada Ana López-Suevos, que autorizó un dispositivo para que se comprobase que las mujeres que viven en este cenobio están en él por voluntad propia.

Y tras hablar con algunas de ellas, fueron en total tres las que expresaron su deseo de abandonar el centro, algo que hicieron el sábado y en todos los casos acompañadas por una comitiva judicial, señala la misma fuente. Las indagaciones se centran ahora en conocer si estos hechos denunciados por una religiosa ocurren en realidad y en descubrir el motivo por el que dos mujeres de la India con permiso de residencia fueron deportadas en 2011.

También en averiguar si las monjas que este fin de semana decidieron dejar este monasterio tenían acceso a su documentación para poder salir del centro libremente. La versión de las religiosas que dejaron el centro es que sufrían amenazas y coacciones. La operación sigue abierta y por el momento no hubo detenciones y tampoco ha sido nadie citado a declarar.

Por su parte, la Fiscalía tendrá ahora que valorar "los indicios"para decidir si actúa de oficio en el caso.

Según han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas, las mujeres que fueron monjas de clausura no han presentado denuncia, por lo que el caso dependerá de la actuación de la Fiscalía para que siga adelante.

Por el momento, la fiscal encargada del caso es Aránzazu San José, la misma que actuó en casos como el juicio contra siete ediles del Gobierno local de Santiago cuando Angel Currás (PP) era el alcalde de la ciudad.

Las tres monjas de la India llegaron a Galicia cuando eran menores de edad y ahora se encuentran en la treintena, ya que, según las mismas fuentes consultadas, llevaban en la capital gallega unos 15 años.