La desesperada búsqueda de fondos de la familia de Pablo Ibar para poder apelar: necesitan unos 300.000 euros

Cándido Ibar: “Mi hijo no está en el corredor de la muerte, pero si no le sacamos de ahí morirá en prisión, porque es una pena de por vida”