La gran falla no ha despertado

Desmantelar el proyecto Castor costaría 250 millones de euros

Plataforma sobre el almacén de gas del proyecto Castor, frente a las costas de Vinaroz

Escal UGS, la empresa que gestiona el proyecto Castor, respiró ayer aliviada. «Tenemos todos los datos para afirmar con confianza que la falla de Amposta no es la que se mueve», aseguró ayer a LA RAZON Recaredo del Potro, presidente de Escal UGS. «Al no ser la falla grande la que se mueve –prosigue– no se puede producir un terremoto grande. De este modo, se rebaja el riesgo de seísmos mayores o importantes». «Falta ahora conocer con mayor precisión el epicentro. Los especialistas están corrigiendo los datos para poder saber el lugar exacto, aunque esto no es crítico», añadió.

Por ahora, todo apunta a que serán las pequeñas fallas asociadas a la de Amposta. «Hay un área a 10 kilómetros al suroeste de la falla de Amposta que se está analizando. No se sabe qué base se está moviendo. En unos días se sabrá el epicentro. En cualquier caso el terreno se está reajustando. De modo que la sismicidad irá disminuyendo», aseguró José Luis Barrera, vicepresidente del Colegio Oficial de Geólogos.

El problema es que no se sabe cuándo acabarán los seísmos, lo que preocupa, y mucho, a los vecinos, tal y como muestra una petición de desmantelamiento realizada a través de Change.org. A última hora de ayer, ya habían recogido 29.057 firmas. Y es eso lo que pedirán hoy los miembros de la Plataforma en defensa de las Tierras del Sénia que han convocado una concentración para mostrar el rechazo de los municipios de las Tierras del Ebro y del norte de Castellón al proyecto Castor y reclamar que el almacén de gas no vuelva a funcionar.

Un desmantelamiento que, de llevarse a cabo, costaría 250 millones de euros, tal y como ha avanzado la empresa a este periódico. Una cifra que se estimó en su día a la hora de estimar el coste de la construcción del almacén subterráneo de gas natural (que finalmente fue 1.400 millones de euros), después de que en 1996 el Ministerio de Industria le diera a la empresa el permiso de investigación de hidrocarburos y se completase el estudio de viabilidad de un proyecto recalificado en 2006 como urgente, ya que iba a ampliar la infraestructura de transporte primario de gas natural en el Levante, contribuyendo a la mejora de la regularidad y la eficiencia del sistema gasista.

Por otra parte, el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, mandó ayer un mensaje de tranquilidad, tanto a la población como a los alcaldes de los municipios afectados por los seísmos. No obstante, el Golfo de Valencia, en el entorno del almacén subterráneo, registró ayer (desde las 00:00 horas hasta las 23:24) 12 temblores, según datos del Instituto Geográfico Nacional. Los dos últimos tuvieron lugar a las 19:47 y a las 13:24, con 1,7 y 1,6 de magnitud en la escala Richter. Los dos más fuertes tuvieron lugar a las 02:17 y a las 0:29 con una magnitud de 2,2.