La jueza exculpa al expresidente del Club de Voleibol de Murcia por el crimen de la pareja holandesa

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Molina de Segura, Olga Reverte Villar, ha decidido exculpar provisionalmente al ex presidente del Club Voleibol de Murcia 2005 Evedasto Lifante por el crimen de los holandeses pero mantiene la imputación a María Rosa Vázquez, que alquiló la casa rural en la que fue asesinada la pareja y condujo hasta allí a las víctimas y a los presuntos autores, según ha podido conocer Ep. La jueza, por auto de 16 de octubre, acuerda la continuación del procedimiento para Juicio ante el Tribunal de Jurado, por un presunto delito de doble asesinato respecto de Juan Cuenca Lorente, Constantín Stan, Valentin Ion, y Maria Rosa Vázquez Marín. Y para Serafín De Alba y Luis por un posible delito de encubrimiento, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia en un comunicado.

Una vez firmada resolución, "se tendrá por apartado del procedimiento a Lifante", añade el auto, que especifica que la resolución "no es firme y cabe recurso de apelación". En concreto, la jueza ha exculpado provisionalmente a Lifante por no encontrar indicios de delito y, aunque Vázquez sigue imputada como cooperadora necesaria, le ha retirado todas las medidas cautelares que tenía impuestas hasta ahora, es decir, ya no tendrá que presentarse dos días al mes en el juzgado de guardia y le han devuelto el pasaporte. Fidel Pérez Abad, abogado de Evedasto Lifante, ha celebrado la noticia, pues "era lo que estábamos esperando", ha afirmado, "de hecho el Ministerio Fiscal pidió el sobresimiento parcial a favor de mi cliente y es lo que veníamos manteniendo desde el inicio".

Es decir, ha señalado, que Lifante "no tiene nada que ver con los hechos, además él se apuntaba como una posible víctima más y en ese sentido va la investigación".

Fue el pasado 11 de octubre cuando el Ministerio Fiscal pidió el sobreseimiento de los cargos que se le imputan tanto al empresario Evedasto Lifante, propietario del Club de Voleibol, que fue acusado por Cuenca como posible implicado en el crimen; y a María Rosa Vázquez. Tras ser citados los seis imputados en esta causa en el Juzgado de Instrucción número 5 de Molina de Segura para una audiencia, el fiscal pidió que se archiven estos cargos, mientras que la acusación particular mantenía su imputación para estas dos personas.

En esta vista, la juez volvió a dar la oportunidad tanto a Juan Cuenca, ex gerente del Club Voleibol Murcia en el que jugó la asesinada; como a los dos ciudadanos de nacionalidad rumana, Ion Valentín y Constantin Stan, considerados autores materiales del asesinato, de que hablaran y ejercieran su derecho a la última palabra, declinando finalmente dicha petición. En concreto, se mantienen las imputaciones a Cuenca y los dos rumanos por los dos delitos de asesinato, mientras que a Serafín de Alba, el dueño de la finca murciana en la que fueron enterrados los cadáveres, lo acusa de encubrimiento.