LA RAZÓN te regala la freidora sin aceite

FreiMatic, que le regala LA RAZÓN, cocina sus alimentos con una sola cuchara de aceite. Descubra esta novedosa y variada forma de guisar

FreiMatic, que le regala LA RAZÓN, cocina sus alimentos con una sola cuchara de aceite. Descubra esta novedosa y variada forma de guisar. Los mejores cocineros la recomiendan

LA RAZÓN pone a disposición de sus lectores, de forma totalmente gratuita, la freidora dietética FreiMatic. Freir u hornear sin utilizar apenas aceite ya es posible. Despídase de las complicaciones en la cocina y disfrute de esta novedosa forma de cocinar que le va a permitir ahorrar en consumo y ganar en salud. FreiMatic ocupa poco espacio y está diseñada con las mejores características técnicas del mercado, pudiendo alcanzar temperaturas de hasta 250 grados durante el proceso de cocinado.

El conjunto incluye una cómoda tapa con temporizador y selector de temperatura, una cubeta con capacidad de cinco litros y recubrimiento cerámico antiadherente, un cestillo con rejilla para simplificar el proceso de extracción de los alimentos, una base aislante de silicona con la que prevenir las antiestéticas quemaduras sobre la encimera y un cucharón de nylon, fabricado con material no corrosivo y especialmente diseñado para no rayar la cubeta. Además, incluye un variado recetario con trucos que le van a permitir sacar el máximo partido a su freidora.

Su exclusivo proceso de cocinado y su sencilla utilización convierten a FreiMatic en un producto único en el mercado. Si hay algo que la distingue de sus competidores es su versatilidad y su efectividad, ya que FreiMatic no sólo fríe, sino que también hornea y cocina al vapor.

Para ponerla en marcha tan sólo hay que precalentar el aparato durante cinco minutos a una temperatura de 200º. Mientras la freidora alcanza la temperatura necesaria, los ingredientes de nuestra receta tienen que ser mezclados en un recipiente en el que se añade una única cucharada de aceite. Con ello evitamos que el resultado sean alimentos demasiado grasos, al tiempo que decimos adiós a las molestas salpicaduras de aceite sobre la encimera. Una vez que FreiMatic esté caliente, basta con introducir los alimentos en su interior, utilizando la rejilla en caso de que fuera necesario. Antes de utilizar la freidora por primera vez es importante realizar la programación del aparato, para lo cual sólo hay que calentar la freidora durante diez minutos a una temperatura de 200º.

FreiMatic también se lo pone fácil en la limpieza. Tras el proceso de cocinado, sólo es necesario fregar el interior con una esponja limpia o con un trapo templado al que hay que añadir un poco de jabón desengrasante y agua caliente. Es recomendable no utilizar esponjas de metal o materiales abrasivos, ya que podrían dañar el recubrimiento cerámico del aparato. En cuanto al cabezal, y debido a que no se puede sumergir en ningún tipo de líquido, requiere únicamente de un trapo húmedo o una esponja con un poco de detergente para su limpieza.

Experimentar esta nueva forma de cocinar es muy sencillo gracias a LA RAZÓN. Consiga con el periódico de hoy la cartilla de participación, en la que hay que reunir una serie de cupones que pondremos a disposición de los lectores a diario, de lunes a viernes, entre el 15 de septiembre y el 17 de octubre. FreiMatic es totalmente gratuita, teniendo que abonar únicamente 11.95€euros en concepto de gastos de distribución y entrega. Esta promoción es válida en todo el territorio nacional, con excepción de Canarias y Melilla. No deje pasar esta magnífica oportunidad de hacerse con la exclusiva FreiMatic, la única freidora sin aceite del mercado.