Las redes nos hacen perdernos las cosas buenas de la vida (y a nuestros hijos más)

Es posible medir la distracción digital Las nuevas tecnologías han disminuido la calidad de las interacciones personales, un factor que según los científicos es clave para la felicidad.