Las redes rinden homenaje a Iggy, el perro que murió en el atentado de Estocolmo

El atentado con un camión en Estocolmo el pasado viernes, que dejó cuatro víctimas, también mató a Iggy, un perro que en ese momento se encontraba en la calle peatonal en que se produjo el mortal atropello. En algunas de las imágenes del atentado se podía ver el cadáver del perro tirado en el suelo y cubierto de sangre.

Toda la ciudad se ha volcado en rendir homenaje a las víctimas y, como no podía ser menos, también para tener un recuerdo para el pequeño Iggy muerto en el atentado. La idea surgió de Markus Krantz, un joven que al pasar por la calle donde se produjo el atropello vio que nadie había dejado una vela o una flor donde el pobre perro fue asesinado. De esta forma, decidió hacer su pequeño memorial y colocó en el suelo un collar, velas y galletas para perros, según ha publicado en Facebook.

La imagen se hizo viral rápidamente y más tras conocerse que Iggy había sido un perro de rescate que ahora vivía felizmente con una familia en Estocolmo. La protectora de animales Dogs Aid de Dublín publicó en su perfil de Facebook que estaban "profundamente tristes"al conocer la muerte de uno de sus perros que había encontrado una hermosa casa en Suecia en 2012.