Las redes sociales dan pistas sobre la violencia de género

La Policía pone en marcha un nuevo test de evaluación de víctimas

La Policía pone en marcha un nuevo test de evaluación de víctimas

La Policía cuenta con nuevas herramientas para valorar el nivel de riesgo de las maltratadas. Desde ayer está en vigor un nuevo protocolo que incorpora preguntas adaptadas a los tiempos que corren para poder detectar antes las señales del maltrato. Así, los agentes dispondrán de nuevos formularios que contemplan indicadores como el uso generalizado de internet y de las redes sociales. Además, se tendrán en cuenta las formas incipientes de violencia de género detectadas entre los adolescentes, la realidad de las mujeres maltratadas con discapacidad o la seguridad de los menores de edad a cargo de las víctimas. Se trata, en realidad, de una mejora del Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (VioGén) del Ministerio del Interior.

Según el Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz, la metodología en la que se basa este sistema «es el análisis permanente del riesgo, un estudio que analiza la peligrosidad de los maltratadores y cuantas otras circunstancias a las mujeres». Se trata, en definitiva, de hacer valoraciones de forma individualizada y continuada en el tiempo de la evolución del riesgo al que puedan estar sometidas.

En el amplio cuestionario, que puede llevar entre dos y cuatro horas de cumplimiento, se incluyen preguntas sobre los hábitos de vida o las conductas del presunto agresor. En esta reformulación se incluye también como factor de riesgo a los menores.

Seguimiento

Actualmente, VioGén cuenta con algo más de 34.000 usuarios con capacidad para interactuar con el sistema tales como la Policía y la Guardia Civil, Instituciones Penitenciarias, Policías locales y autonómicas, Consejo General del Poder Judicial, fiscales, forenses o servicios sociales y de igualdad de las comunidades autónomas.

Desde la pasada legislatura, VioGén se incorporó a los servicios sociales de las comunidades autónomas, al constatar que un colectivo importante de mujeres maltratadas no denuncia ante los servicios policiales pero sí acude en busca de ayuda a los servicios asistenciales. El objetivo es ofrecer una respuesta global y coherente pero, sobre todo, anticiparse a una situación de maltrato. Ayer, el secretario general de Seguridad, Francisco Martínez, recalcó la necesidad de seguir insistiendo en la sensibilización, prevención y educación «para acabar con la violencia desde los primeros síntomas».

Según venía constatando el Consejo General del Poder Judicial, la mayoría de las víctimas de violencia de género que habían iniciado trámites judiciales previos a su muerte contaban con una valoración policial de riesgo «medio» o «no apreciado». De ahí que recomendara que se revisasen los formularios utilizados en el Sistema de Seguimiento integral de los Casos de Violencia de Género.