Las universidades catalanas, a la cabeza en rendimiento

Se sitúan en los primeros puestos en cinco de seis áreas de conocimiento, según el ránking CYD

Se sitúan en los primeros puestos en cinco de seis áreas de conocimiento, según el ránking CYD

En España no se puede decir que haya universidades «buenas» o «malas», porque , en general, el sistema universitario «es muy homogéneo y las mejores universidades no están lejos de las peores», puntualizó ayer Francesc Solé, vicepresidente de la Fundación CYD, presentado ayer. Sin embargo, sí es posible establecer una clasificación que determine cuáles son los puntos fuertes y débiles de cada una de ellas. Es lo que recoge precisamente la tercera edición del «ranking CYD», que establece una clasificación entre 66 universidades y 13 áreas de conocimiento tras analizar 948 titulaciones. Su objetivo es que sea «un instrumento para ayudar a la mejora de las universidades además de ser de utilidad para los estudiantes, profesores, equipos de gobierno y responsables de las administraciones públicas», dijo ayer Javier Monzón, presidente del comité ejecutivo de la fundación.

Así, se constata que entre las universidades con mayores indicadores de rendimiento se encuentran tres catalanas: Pompeu Fabra, Autónoma de Barcelona y la de Barcelona. Le sigue la Autónoma de Madrid, Navarra y Carlos III de Madrid. En el otro extremo se encuentran las universidades de Extremadura, la de Málaga y la Politécnica de Cartagena.

En Matemáticas, sobresalen por su rendimiento la Politécnica de Cataluña, la Autónoma de Barcelona y la Autónoma de Madrid; en Química: Autónoma de Barcelona, Rovira i Virgili y Valencia; en Trabajo Social: Zaragoza, Pública de Navarra y Valencia; en Sociología: Autónoma de Barcelona, Pompeu Fabra y la Carlos III de Madrid; en Historia: Navarra, Complutense y Autónoma de Barcelona; en Biología: Barcelona, Autónoma de Barcelona y Pompeu Fabra.

No obstante, en términos generales y, según esta clasificación, la mayoría de las universidades no salen mal paradas, ya que siete de ellas tienen más de la mitad de sus indicadores en el grupo de rendimiento alto. Además, todas las participantes poseen alguno de los indicadores en el tramo de rendimiento alto.

La Fundación CYD ha incluido un buscador que permite comparar universidades dependiendo del campo de conocimiento y hacer una representación gráfica de la posición de cada centro de conocimiento, una herramienta de utilidad para los cerca de 360.000 alumnos que se calcula que el próximo curso accederán a la universidad.