Lomce, ¿mantener, reformar o derogar?

Vista de una clase del Colegio Joaquín Costa de Madrid.
Vista de una clase del Colegio Joaquín Costa de Madrid.

El PSOE propone derogar la actual ley y Ciudadanos aboga por un gran pacto educativo que «parta de cero».

La Lomce volverá probablemente esta nueva legislatura al Parlamento para que se pronuncie sobre si se debe mantener, reformar, paralizar o derogar una ley que sigue en la actualidad política en estos momentos de posibles pactos de gobierno.

"Queda suspendido el calendario de implantación"de la Lomce, así como "la entrada en vigor de las normas reglamentarias de desarrollo que no se hayan aplicado efectivamente, como la evaluación final de Educación Primaria", plantea el PSOE en una proposición de ley ya registrada en el Congreso.

También reclama al Ejecutivo (el de ahora está en funciones) un proyecto de ley básica de educación fundamentado en un acuerdo social y político.

Los socialistas argumentan que la Lomce se aprobó por la mayoría absoluta del PP y con el rechazo frontal de la oposición, poniendo en evidencia la "incapacidad"del Gobierno para consensuar.

En julio de 2013, el PSOE acordó con prácticamente toda la oposición (CiU, PNV, IU, ERC, Amaiur, BNG, CC-NC, Compromís y Geroa Bai) derogar la reforma educativa en el primer periodo de sesiones de la legislatura siguiente.

Por su parte, Ciudadanos acaba de registrar una proposición no de ley para la creación de una comisión no permanente que "aborde de forma inmediata las reformas educativas necesarias en la educación básica y el sistema universitario para la consecución de un Pacto Nacional por la Educación que mire a una generación, no a una legislatura o a un gobierno".

Este partido defiende un pacto "sin partir de cero"porque la Lomce, como las anteriores, tiene "cosas buenas y malas", según su responsable de Educación, Xavier Pericay.

La encargada de Educación de Podemos, Sandra Mínguez, cree que "lo primero es derogar"y, a partir de ahí, elaborar una nueva ley "consensuada y participada"por la comunidad educativa y los partidos para dotarla de estabilidad.

Preguntado por esta cuestión, el PP no se ha pronunciado.

No obstante, el secretario de Estado de Educación en funciones, Marcial Marín, declaró a los medios este viernes, en relación con un posible pacto educativo, lo siguiente: "El PP está dispuesto, me consta por mi ministro (Íñigo Méndez de Vigo), que estamos dispuestos a ceder, a llegar a acuerdos, la actual ley es una modificación de la ley socialista pero es mejorable, igual que todo".

Una ley que paralizara, reformara o incluso derogara la Lomce necesitaría el respaldo de la mayoría absoluta de la Cámara Baja (al menos 176 diputados). Después se tramitaría en el Senado.

El PP no podría por sí solo defender la actual Lomce ya que el pasado 20D perdió la mayoría absoluta.

Esta semana, la Secretaría General del Congreso se ha pronunciado en positivo sobre la posibilidad de tramitar proposiciones de ley incluso antes de que haya un nuevo gobierno.

La derogación de una ley orgánica puede llevarse a cabo de dos formas:

Por medio de un real decreto ley que aprobaría el Consejo de Ministros y debería convalidar después el Congreso.

La otra fórmula es la petición de la derogación con una proposición de ley, que puede presentar un grupo parlamentario o quince diputados.

Entonces, la Mesa del Congreso ordena la publicación de la proposición y su remisión al Gobierno, que manifestará su criterio respecto a la toma en consideración y su conformidad o no con la tramitación por si afectara a los Presupuestos.

Si el Gobierno no se opone, el Pleno de la Cámara procederá al debate y votación de toma en consideración para iniciar la tramitación parlamentaria.

En la escuela pública, Francisco García (CCOO) plantea que la derogación de la Lomce y su sustitución por otra ley es "un escenario innegociable".

CSIF planteará a los grupos parlamentarios una propuesta de reforma legislativa urgente con "mejoras"en la enseñanza.

Jesús Salido (padres de la Ceapa) asegura que lo primero es la derogación, pues ya ha cambiado el marco parlamentario.

En la educación concertada, Luis Carbonel (padres de Concapa) aboga por llegar a un pacto previo a la derogación, pero no volver a la ley anterior, que era "peor".

Jesús Pueyo (sindicato FSIE) resalta el riesgo de sustituir la ley por otra sin un pacto al margen de vaivenes políticos.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos (Fedadi), Alberto Arriazu, entiende que la suspensión de la implantación es "imposible"porque hay cosas de la Lomce que no se pueden parar.

El presidente de los catedráticos de instituto de Ancaba, Felipe de Vicente, cree que es muy difícil modificar la ley aunque está "bastante mal hecha".