Los afectados por la talidomida piden pide al Supremo la aclaración de ocho alegaciones de la sentencia

La Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite) ha presentado un escrito en el Tribunal Supremo donde pide la "aclaración, rectificación y complemento"de ocho alegaciones de la sentencia, ante la decisión de presentar un recurso de casación contra la misma.

En primer lugar piden a la Sala que especifique cuándo entienden que prescribieron los hechos denunciados por los pacientes, si fue al año del nacimiento, al año de la mayoría de edad, al año de obtener la minusvalía, al año del informe del CIAC, o consideran ellos otra fecha.

En segundo lugar, solicitan que se rectifique un punto de la sentencia, en sentido de dar por hecho que la recurrida sí cuestionó la legalidad del RD 1006/2010; además, en tercer lugar, pide a la sala que complemente la sentencia en el sentido de constatar su error sobre el hecho de que los socios de Avite tenían, o podía haber tenido a su disposición los informes del CIAC en el periodo 2006-2008, debiendo extenderse hasta 2010.

En cuarto lugar, destaca que la "parquedad"de la sentencia respecto al informe Heidelberg, por lo que piden resuelva sobre este tema complementando la sentencia.

En quinto lugar piden una rectificación al entender que comete la Sala un "claro error"al diagnóstico de los afectados y solicita que se establezca que es un hecho incontrovertido que nos existe un diagnóstico de certeza científica, para cada afectado en particular, para establecer la etimología de su daño por talidomida en la gestación.

Por otro lado, la sentencia dice que ha sido vulnerado el principio que exige tratar desigualmente los casos desiguales y afirma que este principio es ajeno al ordenamiento civil. Desde Avite entienden que este derecho no es ajeno al ordenamiento civil, y por tanto piden que se rectifique.

En séptimo lugar, piden que se pronuncie sobre el conocimiento de la enfermedad, ya que entiende que puede causar indefensión no pronunciarse expresamente sobre si tienen- y en ese caso desde cuándo- conocimiento cabal de la enfermedad y los efectos jurídicos. "Hay que precisar que no se trata de tener cabal conocimiento del daño de cada afectad en concreto, sino de la enfermedad o síndrome como tal por la ciencia médica", añaden.

Finalmente, piden que se complemente la sentencia al observar una alegación "patentemente errónea"en una de las alegaciones relativas

a la prescripción.

Pacientes españoles no reconocidos en Alemania

Por otro lado, nuevamente desde la asociación advierten, en contra de las afirmaciones de la compañía farmacéutica, de que las víctimas de la talidomida españolas no pueden recibir ayudar de la Fundación Contergan porque dicha fundación no las reconoce.

"Ante los reiterados comunicados de Grünenthal, y ante las reiteradas mentiras de la farmacéutica alemana, por enésima vez, AVITE se ve en la obligación de informar y de desmentir, que de las 496 solicitudes que hemos enviado los españoles a la Fundación alemana, todas ellas, menos 5, han sido resoluciones negativas para España y sus víctimas de talidomida, emitidas por la Fundación Contergan alemana, "amiga"del Laboratorio Grünenthal", advierten.

Y recuerdan que, "ni siquiera los 24 reconocidos "oficiales"en España, han recibido respuesta positiva de esa "imparcial y neutral"fundación de la que hasta 2012 su presidente era el director general de Grünenthal".

Las 496 solicitudes que han resultado negativas, según señala el presidente de AVITE, José Riquelme, han obtenido contestaciones negativas de lo "mas variopintas de la fundación alemana".