Los móviles de Rosario Porto y Alfonso Basterra, claves en el juicio

Asunta falleció, según la investigación, aproximadamente entre las siete y las ocho de la tarde. A las 19.29, Rosario Porto, según su móvil, estaba en las proximidades de la casa familiar de Teo, a donde supuestamente había ido con Asunta. A partir de ese momento, el teléfono de Rosario Porto deja de estar operativo, hasta las 21:52, que se localiza en Santiago. Media hora más tarde Rosario y Alfonso denuncian la desaparición en comisarías. En cuanto al móvil de Alfonso, desde las 12 de la mañana a las 20:43 de la tarde, no hay ningún registro. Sólo a partir de las 20:43, Alfonso empieza a llamar repetidamente con su móvil al fijo de la casa de Santiago, al móvil de Rosario Porto y al de Asunta y nadie lo coge. En todas estas llamadas se ubica a Alfonso en su domicilio de Santiago. Aquel día sólo hay un registro a las 17.30 horas en el teléfono de Asunta, al iniciar una sesión de datos. El teléfono se ubica en las inmediaciones del piso de su madre.

Atlas