Los padres de Julen afrontan la última fase del rescate "con mucha fuerza"

Vicky y José han participado en una vigilia

Los padres de Julen con Juan José Cortés/Foto y vídeo: C. Pastrano
Los padres de Julen con Juan José Cortés/Foto y vídeo: C. Pastrano

Los padres de Julen están "fuertes"y afrontando esta última fase "con mucha fuerza", según ha explicado Juan José Cortés

Los padres de Julen, el pequeño de dos años que cayó hace once días a un pozo de más de 100 metros de profundidad en Totalán (Málaga), están "fuertes"y afrontando esta última fase "con mucha fuerza", según explicó Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, la niña de cinco años que murió asesinada en 2008 en Huelva.

"Me han dicho que no han perdido la esperanza en ningún momento", aseguró ayer Cortés, que lleva desde el primer día apoyando a los padres del pequeño; apuntando que estos no han tenido contacto directo con los ocho mineros procedentes de Asturias, que hacen manualmente una galería horizontal para conectar el túnel vertical realizado con el pozo en el que está Julen.

Ya comenzó a desplegarse el dispositivo de rescate, formado por los ocho efectivos de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa, diez guardias civiles --ocho especialistas de Montaña y dos de Actividades Subacuáticas-- y ocho bomberos del Consorcio Provincial de Málaga.

Ayer por la tarde tuvo lugar una vigilia en una explanada de la localidad, pedida por la familia, para "dar fuerza a los mineros, a Julen y a sus padres". "Seguramente sea la última noche que Julen esté allí", manifestó.

Por otro lado, Cortés dijo que los padres "están molestos e indignados por injurias y calumnias"que circulan estos días, "que son absolutamente falsas"y que tomarán medidas judiciales contra cualquier persona que "vierta en las redes sociales mentiras contra la familia".

Al respecto,apuntó que "Julen todavía no ha aparecido y esto le hace mucho daño a la familia", por lo que rogó "el máximo respeto". "Lo único que nos tiene que preocupar a todos es sacar a Julen de donde está", aseguró.

De hecho, la Guardia Civil, a través de su cuenta oficial de Twitter, ha desmentido un mensaje que circula en las redes sociales, asegurando que es "falso", además de "inverosímil, doloroso y calumnioso"e instando a no difundirlo.