Mañana empieza la primera ciclogénesis explosiva del año

Las rachas de viento superarán los 90 km/h en la Cordillera Cantábrica y los 100 km/h en País Vasco y Galicia

Varias personas se protegen del agua y del viento en la capital vizcaína | EFE
Varias personas se protegen del agua y del viento en la capital vizcaína | EFE

Las rachas de viento superarán los 90 km/h en la Cordillera Cantábrica y los 100 km/h en País Vasco y Galicia

Mañana martes notaremos aún más el temporal de viento, lluvia y oleaje por la llegada de “Gabriel”, la primera borrasca profunda del año “formada por ciclogénesis explosiva”, explica a este periódico Mar Gómez, meteoróloga de “Eltiempo.es”.

“Ya podemos hablar de que la borrasca es por ciclogénesis explosiva porque se cumple el criterio de que la caída de presión en doce horas sea de unos 9-10 milibares”, precisa Gómez. Es decir, se forma de manera muy rápida.

La borrasca, que se formará entre las islas británicas y el Golfo de Vizcaya, se dirigirá hacia Francia donde se esperan fuertes rachas de viento, al igual que en nuestro país. “Sentiremos sus efectos de la mano de un frente que aportará lluvias al norte peninsular y más débilmente al resto de la mitad norte, pero sobre todo notaremos viento. Tenemos varios avisos activos por rachas que pueden superar los 100 km/h en la Cordillera Cantábrica y Picos de Europa, los 90 km/h en País vasco, Galicia y Cantabria y los 80 km/h en el Sistema Ibérico, Pirineos, sierra madrileña y Sistema Central. También tendremos viento fuerte en el sudeste con rachas de 70 km/h en Almería o Murcia. Las olas serán destacadas con hasta siete metros de altura en el Cantábrico y de tres en el Mediterráneo y mar de Alborán”.

Además, “a pesar de que entrará aire frío, los termómetros no bajaran demasiado, aunque si lo hará la cota de nieve por la cual tenemos activos avisos por acumulados de hasta ocho centímetros en la Cordillera Cantábrica, cinco centímetros en el norte del Sistema Ibérico, 10 centímetros en el Pirineo y cinco centímetros en el Pirineo de Lérida”.