Alerta ante la amenaza de una nueva especie de pulgón amarillo

Los científicos han detectado en Cataluña una nueva especie de pulgón amarillo, desconocida hasta ahora, bautizada como pulgón de la caña de azúcar (Sipha flava), que amenaza con convertirse en una plaga. Carlos Hernández-Castellano, estudiante del máster en Ecología Terrestre de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) e investigador colaborador del CREAF, y Nicolás Pérez Hidalgo, investigador de la Universidad de León (ULE), han hallado esta una nueva especie en La Selva del Camp (Tarragona) y en Blanes (Girona).

Según informa la agencia SINC, este tipo de áfido se alimenta de plantas de la familia de las gramíneas. Por ahora se desconoce hasta qué punto podría ser una amenaza para los extensos cultivos europeos de arroz o maíz, por lo que recomiendan crear un mapa de la distribución de esta especie en Europa y evaluar su potencialidad como plaga.

La especie es nativa de Norteamérica, aunque ha conseguido expandirse por el centro y sur del continente americano. En estas regiones es conocido como «el pulgón amarillo de la caña de azúcar» y es una plaga importante en el cultivo de esta planta, donde se alimenta y actúa como vector de virus, reduciendo la producción.

Los investigadores consideran probable que la especie haya llegado al continente europeo por el sur de la península ibérica, a raíz de la expansión del cultivo de la caña de azúcar en el norte de África.

“Este cultivo es prácticamente marginal en el continente europeo, por lo que no se espera que Sipha flava se convierta en una plaga de la caña de azúcar en esta zona. Pero sabemos con certeza que es un pulgón que se alimenta de varias especies de plantas de una misma familia, en este caso de las gramíneas, y se desconoce hasta qué punto podría representar una amenaza para los extensos cultivos de este tipo que existen en Europa, por ejemplo de arroz o maíz», explica a SINC Carlos Hernández-Castellano.

En su opinión, sería necesario generar un mapa de la distribución de esta especie en Europa y evaluar su potencialidad como plaga, aplicando el principio de precaución”.

Además de la nueva especie para el continente europeo, los investigadores han descubierto el primer caso de toda Eurasia y Norte de África de un pulgón alimentándose de una planta del género Hyparrhenia (también de la familia de las gramíneas) y han aportado las primeras evidencias de que Sipha flava es atendido por hormigas –comúnmente las hormigas y los pulgones establecen relaciones mutualistas, donde las hormigas ofrecen protección a cambio de sustancias azucaradas que los pulgones excretan–.

Este descubrimiento, dicen los investigadores, pone de manifiesto la creciente amenaza de las especies invasoras, un fenómeno en auge causado por la globalización y que no sólo genera problemas agrícolas, sino que se erige como la segunda causa de pérdida de biodiversidad en todo el mundo, solo tras la destrucción de hábitat.