España impulsa con la OCDE el debate para lograr una mejor gestión global del agua

El secretario general de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Gonzalo Robles, y el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, han inaugurado hoy en Madrid la tercera reunión de la Iniciativa de la Gobernanza del Agua de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En su intervención, Robles ha destacado que España es uno de los principales defensores del reconocimiento del derecho humano al agua y al saneamiento, informa en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Robles ha insistido en que "el agua es un factor clave del desarrollo, un recurso escaso y limitado que necesita soluciones para uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la humanidad: el desigual reparto del agua en el mundo que, además de amenazar la seguridad alimentaria en muchas regiones, dificulta el desarrollo sostenible de los países". En este contexto, ha reiterado el compromiso de España con una mejor Gobernanza del Agua a través de la actual agenda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el debate de la futura agenda post 2015. España llevó a cabo un programa junto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) del que se beneficiaron de forma directa o indirecta más de 20 millones de personas de 50 países a través de 130 programas conjuntos. El nuevo Fondo España-PNUD para los objetivos de desarrollo sostenible, que se lanzará en 2014, cuenta con el agua y el saneamiento como una de sus prioridades.

La cooperación española también trabaja por una mejor gestión del agua a través del Fondo de Cooperación de Agua y Saneamiento para América Latina y Caribe. Diecinueve países se han beneficiado a través de este Fondo de 67 programas y proyectos. La Iniciativa de la Gobernanza del Agua de la OCDE es una red internacional de 100 delegados procedentes del sector público, privado y sin ánimo de lucro (incluyendo Estados, Entidades Locales, Operadores, Bancos de Desarrollo, entre otros) que debaten sobre la Agenda Global del Agua y la construcción de una nueva Gobernanza del Agua.

Aunque desde 2010 se ha conseguido reducir a la mitad el porcentaje de población sin acceso al agua a nivel mundial, se calcula que 768 millones de personas todavía no tienen acceso a fuentes mejoradas de agua potable y 2.500 millones carecen de acceso a instalaciones de saneamiento adecuadas, incluyendo casi 1.000 millones de niños y niñas. Se estima que un millón y medio de personas fallece por falta de acceso a agua y saneamiento en el mundo. Según estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por cada dólar invertido en agua y saneamiento pueden ahorrarse entre 3 y 34 dólares en salud, educación y desarrollo económico.