Exigen acabar con la amputación de aletas de tiburón en Tonga

Un grupo de ecologistas pidió que se ponga fin a la amputación de las aletas a los tiburones en las aguas de Tonga, una práctica comercial extendida en el Pacífico para satisfacer la demanda de los mercados asiáticos, informaron hoy medios locales.

La directora de la Sociedad Travesía Kalauni 'o Tonga, Aunofo Havea, dijo a Radio Australia que se trata de una práctica "salvaje"y "insostenible"y subrayó que su país debería abogar para que todos los seres que pueblan los océanos sean respetados y protegidos.

La ambientalista comentó que es contraproducente ver las aletas de tiburón en los supermercados de Tonga cuando esta nación no consume tradicionalmente este producto, que para algunos tiene propiedades afrodisíacas y es el ingrediente básico de una sopa considerada una delicia china.

La creciente demanda de la sopa de aleta de tiburón, liderada por China, ha impulsado de forma masiva el comercio de estas extremidades de los escualos y está convirtiendo a Fiyi en uno de los principales centros de acopio de este producto en el Pacífico, según Radio Australia.

En la zona del Pacífico, naciones como Palau, las Islas Cook, las Islas Marshall, además de Nueva Caledonia, han prohibido esta práctica comercial, pero Tonga aún tiene regulaciones específicas al respecto.

La desaparición de los tiburones no solo tiene un impacto biológico, sino también cultural en las poblaciones del Pacífico donde sus habitantes establecieron durante siglos fuertes vínculos con estos animales que abundaban en sus costas.

En las últimas décadas la población de tiburones ha caído en algunas zonas hasta en un 90 por ciento, principalmente por la comercialización de sus aletas.