Historia

Un milano que viajó 550 kilómetros intriga a los ecologistas

El pasado 13 de octubre, Tera «hizo las maletas» y emprendió el vuelo al sur desde su Soria natal. Bordeó el Sistema Central por Segovia, cruzó la provincia de Toledo y con algunos cambios de rumbo por tierras manchegas, extremeñas y andaluzas, finalmente llegó a principios de noviembre a Osuna (Sevilla). Desde allí ha hecho pequeñas escapadas por la zona, hasta Sevilla, Córdoba o Málaga, pero siempre acababa volviendo al área de Osuna.

Tera es, por supuesto, un ave en busca de una zona para invernar, y la historia no tendría de particular de no ser porque se trata de un ejemplar de milano real, una especie en peligro de extinción que está considerada sedentaria. Hasta ahora no había constancia de un individuo de esta especie tan viajero: nada menos que 550 kilómetros.

El viaje, por supuesto, fue de ida y vuelta, según informa SEO/BirdLife, que ha hecho un seguimiento al ave gracias al marcaje al que había sido sometido. El 27 de enero, Tera puso de nuevo rumbo al norte, y una vez más atravesando las mesetas llegó a su zona de reproducción el 6 de febrero.

El milano real es una de las más bellas rapaces y fácil de reconocer por su característica cola ahorquillada, pero además es una de las rapaces más amenazadas de nuestros campos. En la Península Ibérica, las poblaciones reproductora e invernante de milano real han sufrido un declive cercano al 50% entre 1994 y 2004, poniendo recientemente a esta bella rapaz “En peligro de extinción”.

“Se trata de una especie muy afectada por el uso ilegal de venenos en el campo, así como por la caza ilegal. Esta situación, reflejada en su inclusión en la categoría más alta de amenaza, requiere de medidas urgentes de estudio, gestión y conservación del milano real que en la actualidad debe ser la rapaz ibérica con mayor declive poblacional. Así, conocer sus movimientos y migraciones es fundamental para la conservación futura de esta especie”, asegura Ana Bermejo, coordinadora del Programa Migra de SEO/BirdLife.

En 2013 SEO/BirdLife comenzó a marcar milanos reales con emisores GPS dentro del programa Migra, que cuenta con la colaboración de Fundación Iberdrola España, con el fin de conocer con detalle sus movimientos y migración. En estos años se han marcado 38 milanos por toda España.