Un ojo para controlar la vegetación desde el espacio

El nuevo satélite de observación de la Tierra de la Agencia Espacial Europea (ESA), Proba-V, ha superado su primera prueba tras su lanzamiento al espacio hace una semana y ya ha comenzado a grabar con su cámara "Vegetation"las primeras imágenes de la costa oeste de Francia.

Imágenes de la costa francesa, las primeras transmitidas por el Proba-V
Imágenes de la costa francesa, las primeras transmitidas por el Proba-V

Y esta es precisamente la particularidad que tiene el Proba-V, y que no tiene ningún otro satélite: se dedicará a monitorizar cada dos días el crecimiento de la vegetación del planeta y los cambios que se produzcan en la cubierta del terreno.

La información que se obtenga, una vez procesada, servirá para alertar a las autoridades de cada país cuando exista el riesgo de perder una cosecha, y a la vez permitirá monitorizar el avance de la desertificación y de la deforestación.

Según informa la ESA, la cámara 'Vegetation' se encendió por primera vez el pasado jueves, justo a tiempo para fotografiar la costa francesa en el golfo de Vizcaya y el frondoso interior del país. Sus datos fueron descargados a través del centro de la ESA en Redu, Bélgica.

Proba-V fue puesto en órbita junto a otros dos satélites en la madrugada del 7 de mayo, a bordo de un lanzador Vega que partió desde la Guayana Francesa. Apenas 55 minutos después del despegue, Proba-V fue el primero de los tres pasajeros en ser liberado en una órbita polar heliosíncrona a 820 kilómetros de altitud.

Proba-V transporta una versión más ligera pero plenamente funcional del instrumento 'Vegetation' embarcado en los satélites franceses SPOT-4 y SPOT-5, que están observando la Tierra desde el año 1998.

Este satélite en miniatura seguirá suministrando datos a la comunidad internacional de usuarios del instrumento, compuesta tanto por científicos como por proveedores de servicios. En cuanto termine la fase de puesta en servicio en órbita, durante la que se calibrará su instrumento principal con el de SPOT-5, la misión será transferida desde el Directorado de Gestión Técnica y de Calidad de la ESA al Programa de Observación de la Tierra de la Agencia.