Mueren once niños de una guardería en un accidente de autobús en China

Once niños de una guardería han muerto después de que el autobús en el que viajaban se estrellara contra un camión en el este de China, según informó la prensa. Además de los menores, el conductor de autobús también ha perdido la vida. Según ha publicado la agencia oficial de noticias Xinhua, la colisión tuvo lugar alrededor de las ocho de la mañana (hora local) cuando el camión chocó con el minibús que transportaba a catorce niños en la provincia oriental de Shandong.

Además, la Policía china apunta como posible causa del accidente un exceso de peso en el autobús. Con capacidad para ocho pasajeros, en el momento de la colisión transportaba a catorce. Se trata del último suceso de una serie de accidentes que han despertado las críticas ante la inseguridad del transporte escolar en el país, sobre todo en las zonas más subdesarrolladas.

El pasado mes de julio, once pasajeros, entre ellos niños de otra guardería y sus profesores, murieron cuando su autobús cayó en un depósito de agua en el sur de China. En abril, ocho niños murieron en otro siniestro en la provincia insular de Hainan.

En 2011, la muerte de 18 niños provocó manifestaciones en todo el país. Los menores murieron después de que un camión de carbón se estrellase contra su autobús escolar en el noroeste de China. Según las investigaciones, el transporte de la escuela también llevaba más pasajeros de los permitidos. Las protestas terminaron con la promesa del por entonces primer ministro chino, Wen Jiabao, de destinar más fondos del Gobierno para servicios de transporte escolar.