¿Nos hacemos un Juvenalia?

En el mes en que los niños más sueñan la Feria abre sus puertas de 5 al 9 en Ifema y se convierte en el lugar más adecuado para aprender jugando

La oferta para niños, jóvenes y familias es tan variada que lo más normal es tener que volver un segundo día para poder disfrutar de todas las propuestas
La oferta para niños, jóvenes y familias es tan variada que lo más normal es tener que volver un segundo día para poder disfrutar de todas las propuestas

En el mes en que los niños más sueñan la Feria abre sus puertas de 5 al 9 en Ifema y se convierte en el lugar más adecuado para aprender jugando.

Para entretener a los niños qué mejor que «hacerse un Juvenalia» en el puente de la Inmaculada. Es uno de los mejores planes para evitar el frío y pasar un día lleno de ocio para niños, jóvenes y familias, todos juntos. Juvenalia abre sus puertas del 5 al 9 de diciembre en los pabellones 12 y 14 de Ifema.

Si uno cree que ha jugado a todo lo posible, que se pase por el Bosque de los Juegos, a un lugar conocido como «juegos desenchufados». A los niños les sorprenderá y a los padres les ayudará a recordar su niñez porque hay treinta de ellos fabricados de manera artesanal en madera, incluido el yo-yo. Un buen lugar para demostrar a la descendencia que quien tuvo, retuvo, con destrezas en papiroflexia y/o juegos de mesa típicos a tamaño real, como una oca gigante, donde los niños se convierten en las fichas.

La oferta es tan variada que lo fácil es tener que volver un segundo día para intentar abarcarlo todo. Entre otros, un photocall con personajes con los que se puede interactuar. Componer un robot Bumblebee de piezas recicladas o participar en un taller de padres con hijos y de niños con abuelos. Aprender trucos de magia, practicar baile activo con monitores profesionales, y hasta ir al stand de Lego, donde se realizará un «escape room», en el que las familias tienen 10 minutos para escapar de la sala.

De 0 a 99 años

La oferta para bebés es en realidad para sus padres. Enseñarles cómo contar cuentos, maneras de realizar masajes sensoriales o conocerlo todo sobre el sueño infantil. Además, las mamás podrán compartir experiencias y dudas en el taller de lactancia, y se programarán sesiones de ejercicios para que ellas recuperen la tonificación y la flexibilidad lo antes posible.

Los bebés se convierten en niños con inquietudes. Para los más movidos el deporte es la alternativa. Podrán jugar al mini-padel y al mini-fútbol. También participar en las exhibiciones de maestros de la esgrima. O hacer un «putt» de golf en un recorrido hinchable.

Apadrina la Ciencia

Si nuestros hijos son más como ratones de laboratorio, en Juvenalia tienen un filón. Empresas como ETSI Topografía, Geodesia y Cartografía cuentan con un dispositivo de simulación interactiva, un cajón de arena moldeable para hacer a mano la orografía del terreno y simular lava. O la Policía Nacional, que organiza una exposición de vehículos, canciones, bailes y consejos, todo relacionado con la seguridad, para que aprendan jugando.

Gracias a la Asociación Apadrina la Ciencia, comprobarán que la ciencia es sencilla y divertida a la vez. Con un lenguaje que pueden entender los futuros científicos, se les acerca un mundo de procesos químicos y biológicos complicados. Gracias a pajitas, azúcar, rotuladores o posos del café se realizarán experimentos para que niños desde 2-3 años sea capaces de entender el micro-universo que les rodea. Otra realidad llena de moscas mutantes, bacterias buenas, microbios. Y donde pueden desvelar los secretos del arcoiris, la lumniscencia, la cromatografía o las plantas.

¿Transmitir valores en eficiente energética? Se puede, si se fomenta las vocaciones tecnológicas en este campo. Juvenalia se prepara para acoger «Energía», una propuesta didáctica que muestra las claves y las herramientas a nuestro alcance, para garantizar el abastecimiento energético de manera responsable y cuya experiencia ya han probado más de 22.500 personas.

Espectáculos educativos

Con la pandilla de Drilo, los niños pueden cantar y participar hasta en siete talleres. En uno se van a contar cuentos cuyo protagonista es algún animal. En otro se les explicará de qué manera pueden ellos ahorrar agua en su día a día. También hay lugar para conocer por qué es importante comer fruta y cuáles son sus propiedades nutricionales. En los demás talleres aprenderán los secretos del Universo a través de la Luna y los planetas. La importancia de reciclar. O la necesidad vital del ser humano de preservar las selvas y los animales que la habitan.

Además, a través de juguetes Bandai, los niños interactúan con cuatro perritos peluche que tienen aspecto abandonado y que buscan un hogar. Cada uno necesita unos cuidados: secar lágrimas, quitar pulgas, curar heridas o limpiar patas. De esta forma, a los pequeños se les conciencia sobre el cuidado animal.

En el Rincón del Lector, estarán las novedades de 25 editoriales participantes. A modo de gran biblioteca, habrá zona para sentarse a leer, lugar de encuentro con autores, y por supuesto, un rincón para escuchar un buen cuento.

Y por si fuera poco, con toda esta oferta lúdica, Juvenalia tiene hueco para que los niños se conviertan en salvadores de vidas. Así, se les enseña en qué consiste la técnica de RCP (reanimación cardiopulmonar) y el uso de un aparato DEA (desfibrilador externo automático).