Ocio y tiempo libre, un derecho de todos

Un total de 5.039 niños se benefician de los centros abiertos y campamentos de verano.

Niños y niñas en situación de pobreza disfrutan de su tiempo de ocio
Niños y niñas en situación de pobreza disfrutan de su tiempo de ocio

Un total de 5.039 niños se benefician de los centros abiertos y campamentos de verano.

Trabajar para promover la igualdad de oportunidades y el desarrollo personal, social y cultural de la infancia va más allá de actuar en el escenario y contexto escolar. El ocio y el tiempo libre pueden ser factores potenciadores de desigualdades sociales y en este sentido es importante actuar para que la infancia que vive en situación de pobreza o vulnerabilidad social pueda participar también de estas actividades.

Por ello, el programa «CaixaProinfacia» promueve anualmente centros abiertos, colonias urbanas y campamentos de verano organizados por entidades sociales en 29 provincias españolas con el fin de asegurar el derecho al ocio y el tiempo libre de esos niños y niñas. Este año, se han podido beneficiar de esta iniciativa un total de 24.061 menores, de los cuales 7.062 lo han hecho en Cataluña: 6791 participan en actividades en la provincia de Barcelona, 130 en la de Girona, 104 en Lerida y 37 en la provincia de Tarragona.

Estos centros abiertos, colonias urbanas y campamentos de verano, actividades a las que «La Caixa» destina 15,6 millones de euros, abordan distintos ámbitos y temáticas como las deportivas y psciomotoras, las artísticas, lúdicas, sociales, medioambientales o cognitivas, y todas ellas se complementan entre sí, de manera que el menor puede participar en varias a la vez.

En concreto, los centros abiertos, en los que este curso participan 15.576 niños y adolescentes de «CaixaProinfancia», ofrecen un servicio diario durante el curso, fuera del horario escolar e incluso pueden incluir actividades de fin de semana, mientras que las colonias urbanas, a la que anualmente acceden 16.069 menores de toda España, son un proyecto de educación que se lleva a cabo intensivamente durante los periodos vacacionales y se desarrolla normalmente en el que sería el horario escolar de los participantes. Por último, los campamentos se caracterizan por ser actividades intensivas que también se celebran durante los periodos vacacionales, pero que en este caso implican el desplazamiento del menor a un lugar diferente a su residencia habitual. Anualmente participan de estos campamentos 5.039 niños y adolescentes de toda España.