Prisión para el esposo de la mujer hallada muerta en Narón (La Coruña) el pasado 29 de diciembre

Fue detenido este martes por la Policía Nacional, que lo considera presunto autor del crimen

El esposo de la mujer de 79 años de edad cuyo cadáver fue encontrado en su vivienda de Narón (A Coruña) el pasado 29 de diciembre con heridas producidas por arma blanca ha sido enviado a prisión, después de que hubiese sido detenido este martes por la Policía Nacional. Agentes de las Policía Nacional pertenecientes a la Comisaría de Ferrol-Narón practicaron la detención en la tarde de este martes, al considerar al viudo de Caridad Pérez Castrillón presunto autor del homicidio de esta vecina del lugar de Cornido, en la parroquia de O Couto, en Narón.

Tras tomársele declaración en la propia sede de la Comisaría, el detenido, de 78 años de edad, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Número 2 de Ferrol en la mañana de este miércoles, cuyo titular decretó su ingreso en la prisión de Teixeiro. En los archivos policiales no constan denuncias de la víctima contra su marido por malos tratos. Esta detención del esposo de la víctima ha causado una gran conmoción en la zona, tras la ya vivida durante los días posteriores al hallazgo del cuerpo sin vida de la mujer.

El esposo de la víctima había dicho que la halló muerta cuando regresó al domicilio y se encontró las puertas abiertas. Según su relato, su esposa estaba en el suelo de una de las habitaciones, en medio de un charco de sangre, por lo que pidió ayuda a sus vecinos.

Investigación

Tras esta muerte violenta, ya que el cadáver apareció degollado y con varias cuchilladas en distintas parte de su cuerpo, agentes de la Policía Científica iniciaron una minuciosa inspección ocular para reconocer la escena del crimen y recoger pruebas para la investigación. Mientras, la Policía Judicial procedió a identificar testigos y recabar información.

Según ha explicado en un comunicado la Policía Nacional, durante los últimos días y en estrecha coordinación con la autoridad judicial, se llevó a cabo "una labor exhaustiva y continuada"por parte de los investigadores, con el fin de acumular datos y pruebas para esclarecer esta muerte violenta. Fruto de este trabajo, se descartaron distintas líneas de investigación que se barajaron desde un principio en cuanto a la tipología delictiva que rodeaba este caso, que terminaron apuntando a un caso de violencia de género y a la presunta implicación del viudo.