¿Qué pueden hacer los padres para evitarlo?

La Razón
La RazónLa Razón

- ¿Va en aumento la práctica de «sexting»?

–Estamos detectando que así es tanto en el teléfono de ANAR de Atención a Niños y Adolescentes como en el Teléfono del Adulto y la Familia. Los adolescentes suben contenido íntimo suyo en formato imagen o en vídeo, un problema que no detectábamos hace tres o cuatro años. Ahora sí hay más casos. El pasado 25 de abril presentamos un estudio sobre violencia en la infancia en el que se mencionaba el uso de nuevas tecnologías. Es un problema emergente, por lo que no le puedo concretar si se han duplicado los casos o no.

- ¿Qué lleva a un menor a subir imágenes íntimas?

–Esta semana hemos recibido la llamada de dos padres alertados porque sus hijas, en este caso, habían intercambiado voluntariamente archivos suyos en los que estaban desnudas. Los menores empiezan a ver como algo normal la difusión de cosas íntimas. No son conscientes de que están atentando contra su honor cuando lo hacen ellos y contra el derecho al honor de otro cuando difunden archivos de otros. Desconocen las consecuencias de sus actos. Y grabar imágenes íntimas de otros es un delito y también lo es su difusión.

- ¿Cuáles son las consecuencias?

–Varía en función de la edad. Con más de 14 años, el adolescente ya tiene edad penal y responsabilidades. Con menos de 14 años, las responsabilididades pueden caer sobre sus padres. Varía mucho en función del juez, pero puede ir desde trabajos para la comunidad a pérdida de libertad.

- ¿Qué pueden hacer los padres para prevenir esto?

–Explicarles que no deben subir contenidos íntimos suyos y que si reciben un archivo con contenido íntimo no lo pueden difundir porque, aunque ellos no lo hayan grabado, es un delito. Al igual que se les dice que no se vayan con desconocidos en la calle, tienen que decirles que no suban fotos suyas ínitmas porque se pone en riesgo el menor. Explicarles que si suben y difunden la foto de un amingo le hacen daño. Los niños no distinguen los límites de la red, por lo que los padres tienen que enseñárselos, y explicarles que tienen que preservar su intimidad. Y es muy importante, porque después esos vídeos no hay forma de retirarlos nunca, como lo demuestra el caso de la menor de Cádiz que mantuvo relaciones sexcuales con otros niños. Ese vídeo, por mucho que se quiera eliminar, está en la red. Si los padres necesitan ayuda, pueden llamar al Teléfono del Adulto y la Familia (600 50 51 52).

.

*Director del Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes