Cien nuevos donantes de médula al día en España

En los últimos tres años se ha registrado una media de 100 nuevos donantes de médula al día, lo que ha permitido disponer de 207.572 en total al finalizar 2015, con lo que se ha alcanzado el objetivo un año antes de lo previsto por el Ministerio de Sanidad.

«El objetivo del plan era muy claro: duplicar en un plazo de cuatro años el número de donantes de médula en España. Actualmente se ha superado con creces el objetivo y hay registrados en el Registro de Donantes de Médula Ósea 37.617 nuevos donantes inscritos», afirmó Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), en base al balance presentado ayer por la organización.

Desde que en 2012 se implantase el Plan Nacional de Donación de Médula, el número de españoles que se han presentado voluntariamente para donar médula ha pasado de 107.003 en 2012 a 37.617 en 2015, lo que supone 100 nuevos donantes al día o, lo que es lo mismo, un aumento de 3.000 al mes. El total de donantes registrados el pasado año se eleva hasta los 207.572. En España, el tiempo medio de espera hasta encontrar a un donante de médula ósea o un cordón compatible, en el 91,2 por ciento de los casos, es de 36 días. En el resto, los hematólogos recurren al trasplante haploidéntico (donante familiar compatible al 50 por ciento con el receptor).

«Gracias a estos datos, las donaciones pueden ser más efectivas, pues se gana tiempo y es más económico que los donantes sean cercanos», declaró Matesanz. «Uno de nuestros objetivos es el rejuvenecimiento de los donantes. Es la población a la que más específicamente nos hemos dirigido». «Hemos conseguido reducir la edad media de los registrados, lo cual permite que permanezcan más tiempo en la base de datos», explicó.

La ONT y las Coordinaciones autonómicas han aprobado la figura del Coordinador de Trasplantes de Médula Ósea y de Sangre de Cordón, una aspiración histórica de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH). «Pensamos que sería necesaria esa labor de coordinación, que debía ser un asunto profesionalizado. Siempre hemos reivindicado la figura de coordinador de trasplantes de progenitores hematopoyéticos», afirmó José María Moraleda, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia. «Éste ha sido uno de los grandes logros de este convenio. Tenemos mucho interés en que no sólo se hagan los trasplantes, sino que se hagan bien».

El hematólogo José Luis Díez aseguró que «a día de hoy podemos afirmar sin ninguna duda que para todos aquellos que necesiten un trasplante de médula se va a encontrar un donante apropiado a tiempo. Esto se debe agradecer a los donantes y profesionales que han trabajado por ello». Afortunadamente, y como explica Díez, «hoy en día llegamos a tener la situación de contar con varios donantes para el enfermo que lo necesite».

Son muchas las asociaciones promovidas por familiares de enfermos que necesitan un trasplante de médula. En 2013 destacó «Una Médula para Mateo», que sacó a la luz pública el caso de Mateo Schell, un bebé con leucemia que necesitaba un trasplante de médula ósea para sobrevivir. Su padre, Eduardo Schell, confiesa estar «alucinado» con el aumento de donantes en nuestro país. «Cada donante de médula que se logra es una esperanza de vida para un enfermo», explica. «Celebro estos datos, pero quiero reivindicar que es el momento de seguir luchando para que cada peque consiga tener un donante compatible».