El melanoma más mortal ya tiene un enemigo terapéutico

Composición de imágenes microscópicas de células cancerígenas.
Composición de imágenes microscópicas de células cancerígenas.

Una de los tipos más agresivos del cáncer de piel ya tiene un fármaco prometedor que permite el control de la patología durante más tiempo

La forma más mortífera del cáncer de piel ya tiene una opcion terapeutica efectiva. Un grupo de Científicos del Jonsson Comprehensive Cancer Center de la Universidad de California-Los Angeles (EE UU) ha presentado en en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, en sus siglas en inglés) unos resultados prometedores de lambrolizumab (de Merck) contra el melanoma avanzado, tal como recoge además la edición online de "New England Journal of Medicine".El fármaco, aún en una fase temprana de investigación ha mostrado resultados prometedores para el tratamiento del melanoma, con efectos secundarios asumibles.

Antoni Ribas, profesor de Medicina en la división de Hematología-Oncología de UCLA y máximo responsable de la investigación, manifiesta que "este estudio muestra la mayor tasa de respuestas duradera al melanoma de cualquier droga que hayamos probado hasta el momento para el melanoma, y lo está haciendo sin efectos secundarios graves en la gran mayoría de los pacientes".

Las conclusiones de la primera prueba clínica del fármaco lambrolizumab se han extraído ensayos con 135 pacientes con melanoma metastásico avanzado que fueron divididos en tres grupos con diferentes regímenes de tratamiento. En general, el 38 por ciento de los pacientes que toman lambrolizumab notaron mejoras en todos los niveles de dosis. De los que tomaron la dosis más baja de lambrolizumab, el 25 por ciento mostró mejoría, mientras que el 52 por ciento de los que recibieron la dosis más alta mejoró. La tasa de cualquier respuesta del tumor en todos los pacientes fue del 77 por ciento.

Resultados

Por el momento, los científicos no han determinado la duración media de la respuesta a la nueva terapia farmacológica, ya que sólo cinco pacientes que tenían respuestas iniciales fueron retirados del estudio un empeoramiento de su situación. Hasta la fecha, la respuesta más larga ha sido más de un año. "Lambrolizumab actúa sobre el sistema inmunológico del organismo para atacar el cáncer y el sistema inmunológico se programa para recordar que el melanoma es el enemigo a perseguir y de este modo fijar una forma de controlarlo a largo plazo", explica Ribas.

Los efectos secundarios con lambrolizumab suelen ser leves y de fácil manejo, entre los que se incluyen fatiga, fiebre, erupciones en la piel, pérdida de color de la piel y debilidad muscular. El 13 por ciento de los pacientes experimentó efectos secundarios más graves, incluyendo la inflamación del pulmón o riñón y problemas de tiroides.

Lambrolizumab recibió en abril la designación "terapia innovadora"por la agencia del medicamento norteamericana (FDA, en sus siglas en inglés) en abril. Esta denominación fue creada por este organismo para acelerar el desarrollo y la revisión de un nuevo medicamento potencial si se "pretende, solo o en combinación con uno o más fármacos, tratar una grave enfermedad que amenaza la vida o la condición y la evidencia clínica preliminar indica que el fármaco puede demostrar una mejora sustancial con respecto a las terapias existentes en uno o más puntos finales clínicamente importantes".

Cifras y situación

El melanoma es un tumor maligno procedente de los melanocitos. La mayoría de los melanomas se localizan en la piel (95 por ciento) y menos frecuentemente (cinco por ciento) en mucosas: oral o genital; retina y meninges. Un tres por ciento de pacientes desarrollan melanomas ocultos (enfermedad metastásica sin evidencia de tumor primario).

Representa el cuatro por ciento de todos los tumores malignos de la piel, aunque es el responsable de 80 por ciento de las muertes.

La incidencia en España ajustada por 1000.000 habitantes es de 5,.85 para los varones, de tal forma, que es un de las neoplasias que más se está incrementado, tanto en jóvenes como en viejos, solo superada por el cáncer de hígado y de tiroides. Esta elevada incidencia, ha generado una alarma social y médica, que obliga a tener un aborda multidisciplinar, orientado fundamentalmente a la prevención. Por ello y a pesar del aumento del número de casos, la mortalidad está estable, probablemente en relación con la mejoría diagnóstica y precocidad quirúrgica.