Nueva York, la ciudad más estricta con el tabaco

El alcalde de la ciudad estadounidense de Nueva York, Michael R. Bloomberg, ha promulgado este martes la ley aprobada el pasado 30 de octubre por el Ayuntamiento que eleva de 18 a 21 años la edad mínima para poder comprar tabaco, convirtiéndose en la ciudad de Estados Unidos con los límites más estrictos.

Bloomberg ha sido vehemente en sus declaraciones durante el acto en el que se hacía oficial su firma de la ley: "Se trata de una cuestión en torno a si nosotros vamos a matar a la gente", ha apostillado, según ha recogido el diario estadounidense 'Los Angeles Times'.

El alcalde ha señalado que "en este siglo, millones de personas morirán a causa de tabaquismo en todo el mundo". "Y no queremos que ninguna de ellos sea neoyorquino", ha sentenciado.

Según concretaba el diario 'The New York Times' el día de la aprobación de la ley, el argumento de la administración Bloomberg incide en que el aumento de la edad para comprar cigarrillos "podría evitar que la gente se convierta en adicta".

"Esta es una legislación que, literalmente, salvará vidas", afirmó el presidente del Consejo Municipal, Christine C. Quinn, después de que el proyecto fuese aprobado por 35 votos a favor y 10 en contra.

Miembros del consistorio defienden que la tasa de tabaquismo entre los jóvenes de Nueva York se ha reducido en más de la mitad desde el inicio del mandato del alcalde Bloomberg, pasando del 17,6 por ciento en 2001 al 8,5 por ciento en 2007. Sin embargo, advierten de que "se ha estancado desde entonces"y confían en que esta nueva medida ayude

a seguir mejorando los resultados.

Además de elevar la edad para comprar cigarrillos, también se incluyen una serie de medidas contra el tabaquismo, incluido el aumento de penas para los comerciantes que evaden impuestos; la prohibición de los descuentos para estos productos; y el establecimiento de un precio mínimo de 10,50 dólares.