Sobrevivir al cáncer de colon depende de tu lugar de residencia

En el territorio español hay una gran desigualdad en la implantación de los programas de cribado

Localización del cáncer de colon
Localización del cáncer de colon

En el territorio español hay una gran desigualdad en la implantación de los programas de cribado

Con motivo del Día Mundial Para la Prevención de Cáncer de Colon, que cada año se celebra el 31 de marzo, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) quiere denunciar la situación de desigualdad en la implantación de programas de cribado de cáncer de colon que existe en España. Mientras que hay comunidades autónomas que tienen el 100% de la población de riesgo cubierta (entre 50 y 69 años), como el País Vasco o Valencia, otras, como Madrid, Andalucía o Extremadura apenas tienen desarrollado un programa que alcanza a poco más del 7% de esta población. Esta situación de inequidad significa que en España, el riesgo de morir por cáncer de colon depende del lugar de residencia, si la comunidad cutónoma en la que se habita tiene o no desarrollado el programa de cribado poblacional para mayores de 50 años, principal factor de riesgo para el desarrollo de este tumor.

Ante esta situación de clara desigualdad, la AECC solicita a las diferentes comunidades autónomas, que no tienen cobertura extendida del programa de cribado, que aceleren los plazos para su implantación, con el objetivo de evitar el aumento del número de muertes y el sufrimiento de los enfermos y así poder acabar con esta injusta situación.

¿En qué se basa el programa de cribado? Este procedimiento tiene como objetivo la detección y extirpación de pólipos precancerosos para prevenir el desarrollo de tumores malignos y/o su detección en estadios precoces. De esta manera no sólo se puede diagnosticar el cáncer de colon de manera precoz y tratarlo, sino que incluso se puede evitar la aparición de la enfermedad. La detección precoz de este tipo de cáncer, según han demostrado las evidencias científicas, puede disminuir la mortalidad a corto plazo entre un 30% y un 35% lo que se traduce como la posibilidad de salvar unas 4.000 vidas al año en España.