Starmus: 11 premios Nobel para un festival cósmico y roquero

La cita reunirá en Tenerife a Stephen Hawking, Richard Dawkins, Robert Wilson y François Englert, entre otros

«Una fiesta para el cerebro». Así podrían definirse las dos anteriores ediciones del Festival Starmus. Y la tercera, que comenzará el próximo 27 de junio y se prolongará hasta el 2 de julio, no será una excepción. Bajo el título «Más allá del horizonte-Tributo a Stephen Hawking», la cita, presentada ayer en el CaixaForum de Madrid y creada por el astrofísico Garik Israelian, volverá a reunir en Tenerife y la Palma a todo un «dream team» científico. En la alineación titular, hasta 11 premios Nobel, entre ellos Robert Wilson y David Gross, premios Nobel de Física en 1978 y 2004 respectivamente; François Englert, Nobel en la misma disciplina compartido con Peter Higgs en 2013, y Eric Betzig, Nobel de Química en 2013, entre muchos otros que ofrecerán sus conferencias. Y, por supuesto, no faltará el homenajeado, Stephen Hawking, que será protagonista doble con la entrega de la Medalla a la Comunicación sobre Ciencia que lleva su nombre.

Los Nobel Adam Riess y Brian Schmidt, descubridores de la expansión acelerada del Universo, el biólogo evolucionista Richard Dawkins y el cosmonauta Alexei Leonov, primer hombre en realizar una caminata espacial, también acudirán al festival, cuya sede será la Pirámide de Arona, en Tenerife. Sin embargo, y como también es costumbre, la ciencia irá de la mano de la música. Acudirá Brian May, ex guitarrista de Queen y también astrofísico, que ofrecerá su ponencia «El Universo 3D». El mítico productor y artista Brian Eno asistirá por su parte con una composición basada en sonidos reales de las estrellas salidos directamente de los archivos e investigaciones de Garik Israelian. Incluso actuará un rapero, MC Hawking, cuyos temas giran en torno a inquietudes científicas, como los agujeros negros. Y junto a ellos, estará presente Hans Zimmer, conocido por bandas sonoras como la de «El rey león», por la que ganó un Oscar.

Quien no asistirá es David Bowie. Dos días antes de su fallecimiento, Israelian y Brian Eno enviaron al artista británico un mail de felicitación por su cumpleaños y una petición para que acudiera al Starmus III. Su muerte, el pasado 10 de enero, dejó la invitación sin respuesta. El responsable de la cita anuncia, en todo caso, la presencia de «invitados sorpresa».

¿Cómo ha convencido Israelian a tantas mentes brillantes para que acudan a Canarias practicamente grátis? «Necesitas tres parámetros: un mensaje que les interese; unas circunstancias adecuadas: había necesidad de un evento como Starmus; y, por último, que, según me dicen, aunque creo que no, tengo capacidad para convencer a la gente. En todo caso, lo he peleado 24 horas diarias y 365 días al año», afirma Israelian a LA RAZÓN. Reconoce que le ha sorprendido la falta de iniciativa privada a la hora de financiar un proyecto tan mediático como el suyo. De hecho, la única empresa que les arropa es E2 IN2. Incluso se planteó la posibilidad de llevar el Starmus fuera de nuestras fronteras. «Ha habido ofertas y sería más rentable: en Emiratos, Rusia... pero siempre he visto Starmus como algo relacionado con las islas Canarias, sus observatorios...», asegura. Finalmente, la ayuda directa económica del Gobierno canario será de 400.000 euros.

«Se trata de una fiesta para el cerebro. Escuchar a estos contadores de historias ofrece una perspectiva cósmica de nuestra existencia: no somos tan diferentes los unos de los otros», afirmó durante la presentación Jill Tarter, astrofísica y pionera del Seti. Por su parte, el escritor Javier Sierra, cree que «debemos mucho como especie a la observación de las estrellas. Sentimos esa fascinación desde la prehistoria. Somos herederos de esa generación de románticos. El Starmus es un evento científico, pero también un evento artístico de primer orden».