El robot que detecta explosivos sin acercarse

Investigadores europeos han desarrollado y probado con éxito un prototipo portátil capaz de detectar cantidades de explosivos muy pequeñas hasta a veinte metros de distancia, ofreciendo así un valioso activo en la lucha contra los atentados con bombas.

El equipo responsable de OPTIX, financiado con fondos europeos, hace uso de tecnología óptica avanzada que puede acoplarse a un vehículo compacto controlado a distancia y emplearse para detectar cantidades de explosivos inferiores a un miligramo, informa Tendencias 21.

En opinión de Alberto Calvo, director de Seguridad de Indra (España), entidad coordinadora del proyecto, "no sólo se mejoraría la seguridad, sino que las molestias a los ciudadanos se reducirían significativamente mediante el uso de un sistema de detección de explosivos que no es ni invasivo ni peligroso", explicó.

Gracias a láseres capaces de identificar con precisión la estructura atómica y molecular de los explosivos, el dispositivo puede escanear rápidamente y a distancia cualquier objeto situado en su campo visual, como por ejemplo un vehículo, un bulto de equipaje o cualquier recipiente opaco, y detectar trazas de explosivo. Es prácticamente imposible manipular explosivos y transportarlos sin dejar un rastro en los objetos o en las manos de quienes los manipulan.

El prototipo OPTIX ya ha sido probado con éxito tanto en laboratorio como en entornos al aire libre. Se han planificado ensayos adicionales antes de ponerlo a disposición de las fuerzas de seguridad. La comercialización del sistema es una opción muy tangible, según el equipo responsable.

Más información en Tendencias 21