Un perro rescata a un invidente que cayó a las vías del tren

Orlando, un perro labrador de color negro, se ha convertido hoy un héroe en el metro de Nueva York, después de que saltara a las vías del metro para ayudar a su propietario, un invidente que se había caído del andén. Dos vagones de un convoy llegaron a pasar por encima de ambos, pero amo y perro estaban situados entre las vías y salieron del percance con heridas leves. Cecil Williams, de 60 años, cayó a las vías muy poco antes de la llegada de un tren de la línea A en la estación de la calle 125 de Manhattan. Comenzo a sentierse mal y trató de mantenerse en pié, pero no lo logró. Orlando había tratado de prevenir a su propietario con ladridos y tirones de que estaba demasiado cerca del borde, pero Williams acabó cayendo. El perro se lanzó a las vías tras su dueño, al que estuvo lamiendo para intentar que se levantara, según relataron varios testigos a medios locales.

Pocos segundos después llegó un convoy, aunque el hombre tuvo el reflejo de situarse entre las vías, donde el espacio es más profundo, por lo que dueño y perro sobrevivieron. Williams fue trasladado a un hospital, donde fue atendido de un corte en la cabeza, siempre con el fiel Orlando a su lado.

Los pasajeros vieron la escena horrorizados y comenzaron a gritar y a hacer gestos para que se detuvieran con convoys, algo que no lograron. Danya Gutiérrez, de 19 años, presenció la escena y dijo: "Me di la vuelta porque no quería ver lo que iba a pasar". Sin embargo, la fortuna y la rápida reacción de Williams sirvió para que los dos salieran indemnes.

La reacción del perro ha sorprendido a los expertos, porque están entrenados para atravesar el transporte de manera segura y se les inculca miedo para que no se acerquen a las vías expolicó Michelle Brier, una portavoz de una asociación que prepara a perros-guía. "tratamos de entrenar al perro para que camine cerca de la pared. Si el ciego se acerca a las vías, su obligación es tirar de él".