Un sacerdote español condenado a más de 2 años por ayudar pandillas salvadoreñas

El sacerdote español Antonio Rodríguez fue condenado hoy en El Salvador a dos años y medio por ayudar a pandilleros, sin embargo, la condena la cumplirá en libertad por ser esta menor a tres años.

"Como la condena es menor a tres años fue cambiada a medidas sustitutivas", dijo a Efe un portavoz de los juzgados salvadoreños.

La sentencia de dos años y medio por los delitos de introducción de objetos ilícitos a las cárceles y tráfico de influencia fue dictada por el juez Tomas López Salinas, del Juzgado Especializado de Instrucción de Santa Ana, en un juicio abreviado solicitado por la Fiscalía General de la República (FGR) después de que Rodríguez aceptara "los delitos", agregó.

El fiscal general del país, Luis Martínez, dijo el sábado pasado que Rodríguez confesó su apoyo a las pandillas salvadoreñas y acordó colaborar con la justicia para facilitar su proceso.

Como parte de las medidas sustitutivas, Rodríguez "no puede visitar ningún centro penitenciario, ni tener ningún tipo de comunicación con pandilleros", detalló la fuente de los juzgados.

Sin embargo, tendrá libre movilidad ya que "no se le impusieron restricciones migratorias", agregó.

Rodríguez es párroco de Mejicanos, un municipio cercano a San Salvador, donde desde hace varios años dirige un programa de rehabilitación de pandilleros.

La leyes salvadoreñas contemplan que cuando la condena es menor de tres años es excarcelable, explicó a Efe un portavoz de la FGR.

Rodríguez fue detenido el 29 de julio pasado en San Salvador, como parte de una operación de la Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC) contra pandilleros en varias zonas del país.

La FGR vinculó al sacerdote español en dos casos de supuesta colaboración con pandillas, por los cuales fue condenado y dejado en liberta hoy, declaró a Efe un abogado de la defensa del religioso, Nelson Flores.

Uno de los casos lo llevaba el Tribunal Especializado de Instrucción A de San Salvador, el cual le dictó medidas cautelares el 3 de agosto para procesarlo en libertad.

En el otro, lo tenía el Tribunal Especializado de Instrucción B, que dictó prisión provisional el 5 de agosto contra el religioso.

De acuerdo a Flores, el caso de San Salvador fue trasladado también a Santa Ana, por lo que la resolución de este jueves es por ambos.

La resolución de hoy es "acumulativa"para los dos casos, ya que el de San Salvador "lo pasaron de una sola vez a Santa Ana para que se hiciera un solo proceso", expresó.

El abogado contradice así la versión del portavoz de la Fiscalía, que dijo a Efe que el proceso de San Salvador "continúa"abierto.

Concluidos ambos procesos, ahora a Rodríguez solo le queda cumplir con la medidas sustitutivas que son por dos años, mientras tanto ha asegurado que se irá para España unos días a visitar a su familia, manifestó sin dar la fecha de su salida y el tiempo que se estará en ese país.