Una niña de dos años es devorada viva al caer en una granja de cocodrilos

La niña estaba sola con su madre, que acababa de dar a luz y cuidaba de su bebé. En un descuido, la niña salió de la casa, fue a la granja y cayó en un foso lleno de cocodrilos.

Imagen de la niña
Imagen de la niña

La niña estaba sola con su madre, que acababa de dar a luz y cuidaba de su bebé. En un descuido, la niña salió de la casa, fue a la granja y cayó en un foso lleno de cocodrilos.

Una niña de dos años ha muerto devorada por los cocodrilos de la granja de su familia en la localidad de Siem Reap (Camboya). La niña estaba sola con su madre, que acababa de dar a luz, y la perdió de vista. La niña había decidido salir a jugar en la granja pero cayó en un foso. Cuando el padre regresó por la tarde, al ver que no estaba, fue a buscarla se encontró a dos cocodrilos peleando por la cabeza de la menor.

Las granjas de cocodrilos son muy habituales en la zona para vender la carne como alimento y su piel para realizar artículos de cuero. El padre había construido una valla alrededor del foso de los cocodrilos pero los huecos no eran lo suficientemente pequeños para evitar que los niños pudieran atravesarlos.

La búsqueda de la menor fue grabada en vídeo y las desgarradoras imágenes fueron difundidas en las redes sociales. La Policía ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido y la lanzado una recomendación para que las familias tengan mucho cuidado y mantengan a los niños alejados del peligro en estas granjas de cocodrilos.