UPyD, PNV y PSOE votarán en contra de la reforma

La líder de UPyD, Rosa Díez, ha avanzado que su formación previsiblemente votará que no a la propuesta de reforma de la Ley del Aborto que se debate esta martes en el pleno de la Cámara Baja a instancias del Grupo Popular, a falta de la reunión de grupo que tendrá lugar en la mañana de este martes. Así lo ha estimado Díez en declaraciones a los medios a su entrada de la reunión de la Junta de Portavoces de los martes en la Cámara Baja, preguntada por este asunto.

"La posición de UPyD es muy clara y creemos que en España hace falta una ley que garantice el derecho de las mujeres. No abortar entendiéndolo como un derecho. Que las mujeres estén informadas y que sepan que hay una legislación que no les condena por atenerse a la ley a la hora de tomar las decisiones a la hora de abortar", ha insistido la diputada. A su juicio, la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo "es el elemento fundamental"y España necesita una ley de plazos "clara"que conceda "seguridad jurídica"tanto a las mujeres, como a los profesionales sanitarios, que sepan en qué plazos no existe tal delito y en cuáles se puede ejercer ese deseo de abortar.

Díez considera que, ni la ley vigente, ni la anterior, garantizaban una seguridad jurídica a las mujeres y a los sanitarios. Por ello, aboga por recuperar "ese sentido de responsabilidad"y regular este asunto con el acuerdo de la "inmensa mayoría de la Cámara, que será el de la sociedad".

Vuelta al pasado

"Creo que la propuesta del PP garantiza nada. Vuelve a plantear una vuelta al pasado, lo deja en la situación previa a la última reforma del aborto que no resolvió los problemas que había", ha remarcado Rosa Díez. Sobre este asunto considera también que España necesita un consenso social y político, que exista un debate con "mesura y tranquilidad".

"El aborto no es de derechas ni de izquierdas. Es un drama que tiene que resolverse como se resuelven las situaciones complejas en las sociedades democráticas. Con leyes claras, cosa que no se produce ni en la vigente, ni en la propuesta del PP, que incide en lo negativo, la mitad de españoles contra la otra mitad. Por favor esto no puede ser así porque hablamos de cosas demasiado serias como para que lo resolvamos de manera tan frívola", ha insistido la portavoz de UPyD en el Congreso.

Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha incidido este martes en que "la inmensa mayoría"de las chicas de 16 y 17 años que abortan van acompañadas de sus padres y por tanto, "no es necesario"cambiar la legislación, como aspira a hacer el Grupo Parlamentario Popular con una proposición de ley que se debatirá esta tarde en el Pleno. "Nosotros hemos dicho que vamos a votar en contra de la propuesta del PP", ha recordado en declaraciones a los medios en el Congreso, para explicar que tras analizar cómo ha evolucionado la aplicación de la Ley desde su aprobación, el PNV ha llegado a esta conclusión porque "el número de abortos ha ido disminutendo", la tasa de menores sobre el total "es similar"a otros países de la UE y "la inmensa mayoría van acompañadas".

En este sentido, ha destacado en que "un porcentaje del 96% o más, citando de memoria", de estas chicas acuden acompañadas de sus padres. "Hablamos de muy poquitos casos en los que se pueden dar situaciones complicadas, de violencia familiar, incesto, etc. Se está utilizando razonablemente por parte de la ciudadanía y no podemos incurrir en el error de cerrar ninguna puerta", ha señalado a la entrada de la Junta de Portavoces.

"Mercadeo"

a portavoz del área de Igualdad del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, Carmen Montón, ha asegurado este martes que la formación no negociará enmiendas ni ningún tipo de reforma en la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo porque no entrará "en el mercadeo ni regateo electoral que propone el PP"con los derechos de las mujeres. En rueda de prensa en el Congreso, ha recordado que la norma contó en 2010 con el consenso de ocho grupos parlamentarios a los que el PP, que la recurrió ante el Tribunal Constitucional, "no quiso sumarse"y ha incidido en que tras cinco años de vigencia "no hay motivos ni para la alarma ni para el retroceso".

"El único motivo que tiene el PP es la presión interna en su partido de los sectores más conservadores actuando como lobbi ultra, la presión de la Conferencia Episcopal, que han negociado con ella la reforma, y la presión que más les importa, que es el cálculo electoral", ha señalado. Para Montón, es indiferente lo que decida el PP en cuanto a la libertad de voto de sus diputados en esta reforma, ya que "lo que están haciendo es un postureo para conseguir votos". "Lo que haga el PP, ellos sabrán, pero no vamos a entrar en si está bien o está mal (...) Lo que no es presentable es que los derechos de las mujeres sean de quita y pon o que sean opinables", ha zanjado.

En opinión del PSOE, la iniciativa "es un juego de trileros"del PP "para intentar conseguir votos de todas las partes, la moderada y la conservadora", ya que se trata de una ley "con mucho apoyo político y mucho apoyo y consenso social"y así "se ha demostrado"con motivilizaciones como el Tren de la Libertad que tuvo lugar el año pasado en Madrid. Sobre este asunto, ha avanzado que de salir adelante como es previsible la iniciativa del PP, el PSOE se sumará a cuantas acciones de protesta emprenda la sociedad civil, tanto las organizaciones de mujeres como las sociedades científicas al respecto.

En cuanto al fondo de la proposición en sí, Montón ha recordado que estas interrupciones de embarazo son el 0,4 por ciento del total, "una cifra mínima pero de extrema gravedad"porque se trata de las chicas que por situaciones de conflicto familiar no pueden contarlo en casa. Obligarlas, ha dicho, "las aboca al aborto clandestino e inseguro". "Entendemos que los padres tienen que estar informados, tienen la obligación de conocer esta situación y estar informados y así lo recoge la ley. Sólo hay una excepción, cuando hay una situación de malos tratos, violencia intrafamiliar, desarraigo, desamparo, amenazas, coacciones... Solamente en esas situaciones las jóvenes pueden acudir en solitario y es porque no pueden hacerlo de otro modo", ha recordado.