Volcarse con los que menos tienen

Más de 5.600 menores en situación de vulnerabilidad disfrutaron ayer de un día lúdico lleno de talleres.

Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, participa en el acto central del Día del Voluntario en Barcelona
Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, participa en el acto central del Día del Voluntario en Barcelona

Más de 5.600 menores en situación de vulnerabilidad disfrutaron ayer de un día lúdico lleno de talleres.

En España, uno de cada tres menores se encuentra en una situación de riesgo de pobreza, lo que sitúa al país en el quinto puesto en lo que se refiere a la mayor tasa de pobreza infantil de la UE, tal y como desvelan los datos de Eurostat. En este contexto, ayer, con motivo de la celebración de la séptima edición del Día del Voluntariado de La Caixa, se llevó a cabo una jornada lúdica y festiva en la que participaron 5.700 niños de toda España en situación de vulnerabilidad.

En Barcelona, la iniciativa se desarrolló en el paseo de Joan de Borbó, donde en torno a cincuenta voluntarios de La Caixa habían organizado actividades artísticas, deportivas, culturales y medioambientales ideadas para potenciar el desarrollo de la creatividad y las fortalezas de los 670 niños en riesgo de exclusión social que participaron en el evento.

Paralelamente, otras 35 ciudades españolas se sumaron también a la iniciativa con sus propios eventos y actividades, de manera que el Día del Voluntario de La Caixa contó en total con la participación de casi 6.000 niños en situación de vulnerabilidad y más de 1.300 voluntarios de la entidad bancaria. De este modo, gracias a esta jornada, miles de niños que viven una situación complicada pudieron disfrutar de una día alejados de las dificultades de su realidad, en definitiva, un día repleto de ilusiones y en el que tuvieron experiencias enriquecedoras en el ámbito personal, social y cultural. Y es que además, en el Día del Voluntario de la entidad bancaria, al margen de los niños en riesgo de pobreza infantil que son atendidos por entidades sociales que trabajan en el programa CaixaProinfancia de la Obra Social La Caixa, también participaron hijos de empleados, familiares y amigos de la entidad bancaria, lo que fomenta el intercambio y conocimiento mutuo con finalidad inclusiva.

Más allá del acto puntual de ayer, desde que se creó la Asociación de Voluntarios, cerca de unos 10.000 han dedicado parte de su tiempo libre a atender a más de 1,2 millones de personas vulnerables en toda España.

En este sentido, el presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, destacó ayer su labor: «Los voluntarios de La Caixa encarnan el esfuerzo y la creencia de que podemos construir un sociedad más más justa para personas en situación de vulnerabilidad».

«Su tarea constante y presente en todo el territorio es además anónima y desinteresada. Sólo con la ayuda de los voluntarios somos capaces de llegar a quienes lo necesitan cuando más lo necesitan. El esfuerzo de los voluntarios nos permite hacer realidad nuestra misión: cambiar presentes y construir futuros», concluyó Fainé.