Llega la nueva casa geosolar de carbono positivo; un ahorro real de más de 160 € al mes

Conozcamos cómo es la casa geosolar de diseño personalizable, que ahorra 164 € al mes, y que se vende al mismo precio que la convencional. La nueva vivienda geosolar de carbono positivo produce más energía limpia de la que consume. En 30 años el ahorro real en suministros y bonificaciones asciende a los 70.000 euros

Se trata de tecnologías punteras en aislamiento, energía geotérmica y energía solar para lograr incluso excedente energético. Gracias a la Hipoteca Verde se mejoran las bonificaciones de la financiación un 0,10% T.A.E. Se dispara el interés por viviendas de carbono positivo capaces de ahorrar desde el primer día, sostenibles y respetuosas

La economía doméstica es en gran medida la consecuencia de nuestra manera de consumir. Cada día preocupa más la huella de carbono que dejamos y se buscan opciones más respetuosas con el medioambiente y menos contaminantes. El planeta no es un lugar de paso, es nuestro hogar. Y precisamente nuestro hogar puede colaborar en gran medida a ambas cosas; a la economía doméstica y a respetar el planeta.

Excedente energético

Una casa que reduce emisiones también reduce gastos, es una casa ahorradora. La evolución tecnológica en la construcción no descansa, hasta el punto de lograr con éxito que una vivienda pueda dotarse de instalaciones capaces de producir más energía de la que consume; acumulando así incluso un excedente energético.

Una producción de energía limpia que supone directamente y desde el primer día una reducción de las facturas de los principales suministros; luz, agua caliente y calefacción, y por tanto una importante reducción de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero de nuestra casa a la atmósfera.

Nuevo aislamiento

Las nuevas técnicas de aislamiento que algunas constructoras están adaptando ya en nuestro país, son un eficaz bloqueo para las grandes oscilaciones térmicas propias de nuestro clima. La amplitud térmica del verano al invierno es más destacada en España que en otras latitudes más templadas.

En este tipo de viviendas ya se está construyendo con aislamientos especiales que cubren fachadas y zonas medianeras con las casas contiguas, que además de estar muy por encima de las exigencias normativas en climatización, logran menores fugas de calor y frío que con los aislamientos convencionales.

Energía Geotérmica

Estas viviendas están dotadas de un sistema de geotermia que extrae del subsuelo una temperatura constante de 19º que se consigue en perforaciones de entre 125 y 140 metros. Esa temperatura estable sirve para evitar grandes oscilaciones térmicas en nuestra vivienda y para ayudar a un mejor aislamiento. A través de tuberías se logra intercambiar calor o frío con el subsuelo. Así evitamos consumos de aire acondicionado y calefacción para lograr una temperatura confortable. Con un ahorro aproximado del 75% frente a una calefacción convencional.

Orientación solar

En viviendas bien orientadas a las horas de sol, los consumos diurnos son mucho menos elevados. Una casa ecológica se construye ideándola desde los planos y los cimientos. En las viviendas amplias la luz solar es un elemento imprescindible en todas las estancias.

Energía Solar

En el exterior el sol también es protagonista para generar energía en sus placas solares. Dispositivos capaces de aprovechar el 100% de la superficie productiva con un rendimiento optimizado en cada vivienda. Más de 70 metros cuadrados de placas en la terraza que logran una Producción Anual de 11.931 kWh, frente a un Consumo anual de 7.750 kWh.

Una vivienda geosolar es capaz de producir por encima de su autoconsumo, de manera que sobra energía gratuita equivalente a 19 cargas de un vehículo eléctrico.

Distritos de Energía Positiva (PED)

La producción de la casa geosolar va mucho más allá del autoconsumo; está capacitada para producir bastante más energía de la que consume, por lo que crea excedente energético de energía limpia que vierte a la red eléctrica para que sea consumida en otros hogares.

Una aportación por la que la casa geosolar recibe una compensación en el precio de sus suministros. Son lo que se conoce como Distritos de Energía Positiva (Positive Energy District), zonas urbanas donde sus edificios producen energía y la comparten entre sí y con otras zonas de la ciudad. Se trata de una herramienta diseñada para impulsar la transición energética de las ciudades en la lucha global contra el cambio climático según los compromisos adquiridos en encuentros internacionales como la COP21 de París.

Estos barrios de energías limpias suponen una herramienta que basada en la eficiencia energética de viviendas sostenibles, luchan para la reducción global de emisiones de carbono. Así pretenden las autoridades europeas que sean nuestras ciudades en 2050.

Reducción de emisiones

Se reducen los consumos y se reducen con ello las emisiones de CO2 a la atmósfera. Una casa geosolar de carbono positivo deja de emitir en un año hasta 173.000 kilogramos de dióxido de carbono. La equivalencia sería dejar de talar 92 hectáreas de bosques o evitar quemar 87 toneladas de carbón. Unas cifras muy destacadas para una única vivienda.

Mejora en la hipoteca

La eficiencia energética tiene más recompensas. La Hipoteca Verde logra mejorar las bonificaciones de financiación en un 0,1% T.A.E. sobre el importe total de la casa geosolar, favoreciendo así la elección y adquisición de este modelo de construcciones. Con condiciones preferentes como tipos de interés muy sugerentes con respecto a la competencia, diferenciales reducidos, o revisando comisiones y requisitos para hacerlos más laxos a los clientes, son solo algunos de los atractivos de este producto financiero pensado en exclusiva para las casas geosolares energéticamente más eficientes.

Las hipotecas verdes se suman para promover un modelo de vivienda que no solo ayuda a reducir emisiones, sino que es una herramienta de ahorro real para la familia, por lo que para la entidad bancaria también es un perfil de cliente atractivo ya que no sufrirá los gastos que los propietarios de casas convencionales.

También hay ventajas y recompensas a la sostenibilidad desde algunos ayuntamientos, que bonifican las casas geosolares con descuentos en el impuesto de bienes e inmuebles (IBI). Una tasa fija cuyo ahorro supone una deducción durante años.

Diseño personalizable

Hoy algunos constructores, como Grupo Index, han logrado por primera vez en España, situar su precio de venta en Madrid y alrededores en el rango que las casas tradicionales. Mismo precio en casas de diseño e incluso personalizables, y con mejor financiación y mayores sistemas de ahorro a corto, a medio y a largo plazo. Con las viviendas geosolares las cuentas para el cliente salen cada vez más claras.

Las casas geosolares que ahorran energía, ahora mismo se sitúan muy por delante de las normativas medioambientales y las exigencias o recomendaciones que limitan las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Tecnologías punteras en sostenibilidad y en ahorro de energía que se pueden adquirir a precios muy competitivos, y con unos niveles de eficiencia a la altura de la preocupación medioambiental de nuestra sociedad. Esta casa geosolar resulta beneficiosa evidentemente para el planeta y beneficiosa irrefutablemente para el bolsillo particular.