Actualidad

ASUS ROG Strix G: un portátil de gaming asequible

En formato de 15 y 17”, viene equipado con procesadores Intel Core i7 de 9ª generación, ventilación mejorada con diseño 3D y teclado iluminado.

A la venta desde 1.099 euros con potentes procesadores i7 y sistemas de ventilación.
A la venta desde 1.099 euros con potentes procesadores i7 y sistemas de ventilación.

Los procesadores Intel Core de 9ª generación, teclado iluminado y ventilación mejorada están pensados para un mayor rendimiento con los juegos.

El fabricante de electrónica chino ASUS quiere que los dispositivos de gaming estén al alcance de todo el mundo, y si en su gama de productos ya cuenta con dos líneas para profesionales de los eSports y jugadores con presupuestos altos -SCAR III y Hero III-, los nuevos portátiles ROG Strix G se han creado para ofrecer una opción más asequible sin compromisos.

Bajo estas premisas, ASUS Republic of Gamers (ROG) presenta un portátil que ofrece una experiencia de juego formidable a un precio más atractivo, en dos tamaños de pantalla –Strix G G532 en 15,6” y G731 en 17”- con frecuencias de refresco que alcanzan los 144 Hz y lo más avanzado en tecnología de refrigeración inteligente. Van equipados con procesadores Intel Core i7-9750H de 9ª generación que pueden alcanzar velocidades Turbo de hasta 4 GHz, gráficas NVIDIA GeForce RTX basadas en una nueva arquitectura Turing con núcleos CUDA, RT y Tensor que combinan funciones de sombreado programable, trazado de rayos e inteligencia artificial, y un cómodo teclado optimizado para jugar, así como Wi-Fi reforzado y funciones de personalización Aura Sync RGB.

Son ordenadores creados para todo tipo de uso, desde el profesional a los juegos, y se inspiran en un proyecto desarrollado con el grupo BMW Designworks, combinando un estilo elegante y comedido que permite su utilización sin que llame la atención. En ellos no falta un toque personal, como los respiraderos adicionales que se encuentran en la parte trasera y lateral derecho, una imagen que recuerda las branquias del concepto ‘Face Off’ producido en colaboración con el grupo BMW Designworks, o las bisagras de tijera que se desplazan hacia delante para facilitar la ventilación, desapareciendo cuando el equipo se cierra para que no su sufran daños por golpes involuntarios.

Una de las novedades del ROG Strix G está en la filosofía de Ventilación Inteligente que combina hardware y software para diferentes configuraciones de sistema y escenarios de uso, ayudando a mantener velocidades de reloj altas durante las cargas de trabajo sostenidas. La Zona de Ventilación 3D situada en la parte trasera cuenta con 181 perforaciones en el G531 y 236 en el G731, además de ventiladores N-Blade de 12 voltios con aspas de polímero líquido que pueden girar más rápido que los de 5 voltios y tres disipadores de calor con 189 aletas de 0,1 milímetros que ofrecen una gran superficie y menos resistencia al aire. Bajo el teclado hay un difusor térmico con hasta cinco conductos que se encargan de reducir la temperatura de las teclas.

El diseño del teclado se inspira en los de sobremesa, pero con teclas de acceso directo que dan paso a los controles de volumen y silencio del micrófono, mientras que el espacio estratégico que separa las teclas de función hace que sea más fácil encontrar los atajos más comunes. En las versiones de 17,3” hay una sección numérica dedicada a la derecha del teclado, mientras que en los modelos de 15,6” están integradas en el panel táctil, que se ilumina al pulsar ‘BloqNum’. La pulsación de las teclas es más rápida que en los teclados habituales y están diseñadas para soportar más de 20 millones de pulsaciones.

Y para que la partida no se corte en cualquier momento, el Strix G utiliza conexión multiantena ROG Range Boost que apuntala las conexiones Wi-Fi con cuatro antenas internas y también se puede utilizar la conexión Gigabit Ethernet por cable. En caso de contar con un monitor externo, se puede realizar la conexión mediante la salida HDMI 2.0B con resolución 4K UHD a 60 Hz y se incluyen puertos USB tipo A y C para conectar todo tipo de periféricos, Ya están a la venta desde 1.099 euros.