El GPS de las aves

Un programa permite seguir en tiempo real el recorrido de más de 300 aves y comprobar cómo superan los obstáculos en sus migraciones

Recorrido realizado por ‘Virginia’, uno de los milanos reales que ya ha llegado a España para pasar el invierno
Recorrido realizado por ‘Virginia’, uno de los milanos reales que ya ha llegado a España para pasar el invierno

Un buitre leonado dando vueltas de 100 kilómetros alrededor de su nido. Una bandada de milanos reales pasando serias dificultades para atravesar los Pirineos. La particular “travesía del estrecho de Gibraltar” de los alimoches. Y así, hasta 308 ejemplares de 26 especies de aves distintas, que acumulan más de 830.000 localizaciones registradas, se pueden monitorizar en tiempo real por GPS para conocer sus movimientos.

Esta información, vital para los conservacionistas y recomendada para especiales fanáticos de las aves, es posible gracias al programa migraciondeaves.org de SEO/BirdLife, con la colaboración de Iberdrola.

En 2016 SEO/BirdLife y sus más de 150 colaboradores han equipado con dispositivos de seguimiento remoto más de 90 aves. Cientos de aves con cientos de miles de localizaciones nos permiten ahora conocer con detalle los movimientos y migraciones de algunas especies tan conocidas como milanos, cigüeñas, buitres o vencejos. Además, aportan información fundamental para realizar estudios científicos de relevancia, según destaca SEO/BirdLife.

Los resultados del programa, que cumple ahora seis años, muestran cómo las áreas en las que buscan alimento las águilas calzadas son mucho más grandes de lo que se pensaba, con frecuentes desplazamientos a más de 20 kilómetros de sus nidos. Esto pone de manifiesto la necesidad de llevar a cabo gestiones a gran escala para la protección de los hábitats, que tienen que ir mucho más allá de proteger los nidos y su entorno inmediato.

Con los resultados del programa Migra también se ha constatado, en un artículo publicado en Current Zoology, cómo varias rapaces planeadoras migran a larga distancia, cómo alimoches y águilas calzadas ven modelada su ruta migratoria hacia sus áreas de invernada africanas, en función de los vientos laterales y de cola y cómo estos vientos tienen una influencia mayor en unas especies de rapaces que en otras.

Todas estas informaciones, posibles gracias a la tecnología GPS, se han publicado en relevantes revistas científicas. El programa Migra, puesto en marcha en 2011 por SEO/BirdLife con la colaboración de Iberdrola, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera de nuestro país.

Gracias a esta iniciativa se pueden conocer las fechas de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales año tras año. Iberdrola colabora con este programa en el marco de su actividad en apoyo de la biodiversidad, una de sus principales áreas de actuación.