¿Cuáles serán las palabras mágicas en tecnología en 2016?

“Vídeo, Usuario, Móvil y Data: Estas serán las cuatro palabras clave de 2016” según Raúl de la Cruz, Director General de AOL. Seríamos algo anticuados si dijéramos que el vídeo y el móvil serán novedad en el 2016, pero... ¿y una combinación de ambos? La identificación de estas tendencias para el 2016 es el resultado de numerosas entrevistas a los diferentes expertos de AOL por todo el mundo.

Estas son nuestras tendencias de acuerdo con las distintas conjunciones de estos cuatro conceptos:

Usuario = El Ad Blocking como reto: seamos más creativos y respetuosos

A través de los adblockers, los consumidores manifiestan a los anunciantes y a los editores que la experiencia propuesta no es aceptable. La industria publicitaria es la principal responsable de esta situación, ya sea debido a la ralentización de la carga de páginas o a una publicidad inadecuada. Así, ésta debe reaccionar hacia una integración publicitaria inteligente, pertinente y respetuosa.

Móvil + Usuario = 2016, el año de la Experiencia Móvil

Todo lo relacionado con el adblocking, la satisfacción del consumidor y la experiencia del usuario se extiende al mundo móvil... y con mucha más intensidad. Piensa en ello: estás en la parada del autobús y el contenido de una página tarda 10 segundos en descargarse en tu móvil. Esta espera nos resulta bastante más frustrante que con el PC. Mientras que los últimos años se nos han presentado sucesivamente como “El año del móvil”, 2016 será el año de la “Experiencia Móvil”.

Vídeo + Móvil = El formato vertical va a cambiar las reglas del vídeo móvil en 2016

Otra oportunidad que hemos identificado en AOL proviene de una fuerte tendencia del consumidor: el consumo de vídeos en formato vertical. Lo que antes podía parecer anecdótico se convierte ahora en una verdadera norma impuesta por la popularidad de las aplicaciones móviles sociales como Snapchat, Periscope o Vine. Según la “Reina del Digital”, Mary Meeker, el visionado de vídeos en modo vertical representa ya el 29% del tiempo que pasamos delante de las pantallas. Uno de los retos para las marcas es, por lo tanto, crear contenidos customizados para el móvil o adaptar sus spots de televisión a este formato. Definitivamente se trata de una magnífica oportunidad para diferenciarse entre los más jóvenes.

Data = Los Datos Propios van a liderar el panorama publicitario

En 2015, los datos propios empezaron a ser más apreciados que los datos de terceros. Son mucho más potentes y eficaces que los obtenidos a partir de fuentes desconocidas. También veremos a los anunciantes cada vez menos proclives a dejar el control de sus datos en manos de terceros. La información que generan les pertenecen, por lo que quieren conservarla y explotarla. De hecho, estos anunciantes deberían internalizar tanto su gestión como toda la analítica relacionada.

Data + Móvil = La consolidación de las tecnologías publicitarias móviles continuará en 2016

La consolidación de las plataformas tecnológicas móviles continuará en 2016, con los clientes centrándose en aquellas más accesibles. Los anunciantes buscan formas más eficaces de desarrollar sus campañas digitales.

Data + Usuario = Multi-touch Attribution & Media Mix Modeling, unificados en 2016

Estos dos conceptos (bottom-up y top-down) se transformarán a lo largo del año y su encuentro facilitará modelos unificados competitivos. Se trata de una de las tendencias más importantes en 2016 que muchos pretenderán dominar... y que pocos podrán llevar a cabo efectivamente, sustituyendo las fórmulas duales anteriores.

Data + Usuario + Móvil + Vídeo

La Atribución Multicanal va a orquestar el gasto digital global en 2016.

En 2016, los anunciantes van a seguir aumentando su inversión en la Atribución Multicanal. Veremos cómo los grandes anunciantes y las agencias van a apropiarse de este concepto antes de que se propague por el conjunto del mercado. Hay que destacar que la tecnología ya existe desde hace mucho tiempo. Son los cambios organizativos, y la voluntad de descomponer los silos dentro de las agencias y anunciantes, lo que hace posible la optimización en base a los datos. Las grandes marcas ya se dan cuenta de que no tiene sentido tener áreas separadas de móvil, social, search y display. Sí, los especialistas son primordiales, pero dirigir los presupuestos y gestionar los ROI por separado conduce mecánicamente a análisis sesgados y, por lo tanto, a presupuestos no optimizados.