Tecnología

La evolución del sector del juego online en España

El sector del juego online se posiciona como el gran catalizador del entretenimiento en España. Una industria que durante el tercer trimestre de 2018 movió 4.251,03 millones de euros, un 2,04% más que el trimestre anterior, según el tercer informe trimestral del año sobre la evolución del mercado del juego online en nuestro país, correspondiente al período de julio a septiembre, elaborado por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ).

Publicidad

El sector del juego online se posiciona como el gran catalizador del entretenimiento en España. Una industria que durante el tercer trimestre de 2018 movió 4.251,03 millones de euros, un 2,04% más que el trimestre anterior, según el tercer informe trimestral del año sobre la evolución del mercado del juego online en nuestro país, correspondiente al período de julio a septiembre, elaborado por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Un crecimiento imparable en los últimos años que tiene su punto de partida en el año 2011 con la publicación de laLey 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego. Un hito que marcó un antes y un después en el contexto regulatorio de esta actividad dentro del territorio español.

La nueva ley del juego española de 2011 provocó el nacimiento de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, cuya misión principal es velar por el cumplimiento de la normativa vigente para la operación y explotación de las actividades relacionadas con el juego online en España. Un contexto regulatorio que obliga a todos los operadores de juego interesados en ofrecer sus servicios dentro del territorio español a solicitar una licencia para operar de manera legal. La licencia general habilita a las empresas para el ejercicio de las modalidades de juego de apuestas, concursos y otros juegos durante 10 años, prorrogables por un periodo de idéntica duración en el futuro. La licencia sencilla habilita la explotación de cualquier tipo de juego individual incluido en el ámbito de la licencia general y cuenta con una duración entre 1 y 5 años.

Publicidad

Un escenario jurídico idílico que ha favorecido la evolución positiva del sector del juego online en España en los últimos años. Antes de la aprobación de la ley del juego, los operadores y diferentes webs de juegos de azar realizaban todo tipo de actividades irregulares, sin pagar los respectivos impuestos y vulnerando los intereses de los propios usuarios. Una situación anterior insostenible para un negocio que ya generaba millones de euros. El marco legal específico que entró en vigor en junio de 2012 cambió esa situación para convertir a este sector en una importante fuente de ingresos para el Estado español a través de la recaudación de impuestos. Al mismo tiempo, esta protección legal contribuyó a acabar con la desconfianza imperante en la sociedad hacia los juegos de azar en el ámbito digital.

Publicidad

El imparable crecimiento del juego online

El sector del juego en España era principalmente presencial durante el año 2012, ya que representaba el 84% del volumen de cantidades jugadas. Una tendencia que se fue trasladando al ámbito digital con la irrupción de las nuevas tecnologías, que modificaron los hábitos de la población. La actividad online movió 2.805,47 millones de euros en 2012, una cantidad que creció hasta los 13.672,88 millones en 2017, según los datos del mercado español de juego ofrecidos por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Un crecimiento del 387% en apenas seis años que muestra una clara inclinación del sector hacia los canales online. Con respecto al margen de juego o GGR, indicador real que señala la viabilidad del negocio de todos los operadores del territorio español, se situó en los 560 millones durante 2017, lo que supone un incremento del 144% respecto al año 2013.

Fuente: https://www.ordenacionjuego.es/

Las apuestas es el segmento del juego online más atractivo para los operadores. Las apuestas deportivas representaron el 55,52% del GGR absoluto con 310 millones de euros en 2017, lo que representa un 6,33% más con respecto a 2013. Por su parte, los juegos de casinos, con referentes como 888 casino online, representan un 30,70% de la actividad online con un total de 171 millones, siendo los que más han crecido de toda la industria en los últimos cinco años con un 15,94%. Un pastel que se completa con el póquer (10,67%), el bingo (2,08%) y los concursos (1,03%). Todos los segmentos han progresado exponencialmente excepto el póquer, que permanece estable debido a la regulación que ha impedido a los españoles jugar a las cartas con usuarios de otros países en los últimos seis años, y el de concursos que decrece significativamente.

Publicidad

El éxito y los beneficios del juego online en España ha disparado el presupuesto para publicidad de los operadores en los últimos años. Entre todas las marcas que operan en el territorio español invirtieron 103 millones de euros en publicidad en el año 2017. A raíz de esta inversión se han multiplicado los anuncios publicitarios en todos los soportes, ya que no existe una regulación específica dirigida a las comunicaciones comerciales de la industria. Un factor crucial en el crecimiento a doble dígito del sector, aunque todavía representa una pequeña parte de la facturación total del juego privado en el territorio español.

Perfil del jugador español

El usuario es la piedra angular de la actividad del juego online. Los operadores tienen muy presentes las preferencias de los jugadores para adaptar sus servicios a los distintos perfiles con el objetivo de atraer el mayor número de personas a sus respectivas plataformas de juego. España cuenta actualmente con 1.394.949 usuarios únicos activos, cifra que crece un 7.01% anualmente, según el informe del perfil del jugador correspondiente a los años 2016 y 2017 elaborado por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Un documento que señala que el perfil del jugador más representativo en el territorio español es el de un hombre de edad comprendidas entre los 26 y los 35 años, que tiene un gasto neto medio de 384 generalmente en apuestas.

Fuente: https://www.ordenacionjuego.es/

El análisis demográfico de los usuarios activos realizado por el organismo dependiente del Ministerio de Hacienda señala que los hombres representan el 85% de los jugadores, mientras que el 15% restante son mujeres. En cuanto a los depósitos (importe total realizado por los usuarios en su cuenta de juego), los españoles gastaron 1.397 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 27,17% con respecto a los 1.098 millones del año anterior. Unos depósitos cuyo medio de pago más utilizado son las tarjetas, un 70,94%, seguido del monedero electrónico con un 17,06%.