Actualidad

La experiencia más virtual de las Navidades

Telefónica Flagship Store ofrece una de las alternativas de ocio más sorprendentes para disfrutar en familia de estas fechas.

Virtual Hero está disponible en Movistar +
Virtual Hero está disponible en Movistar +

El tiempo en Navidad se convierte en algo difícil de gestionar. Prisas impuestas, compromisos absorbentes, excesos gastronómicos y encuentros familiares que acaban saturando nuestra resistencia y la de nuestro estómago, sin ser éste es el único perjudicado. Uno de los mayores quebraderos de cabeza de los padres durante el transcurso de estas fechas es el de la cuestión relativa al entretenimiento de los más pequeños y, por qué no decirlo también, al suyo propio. Qué hacer con ellos. Adónde ir. Cómo mantenerlos ocupados o distraídos y a nosotros. El espacio Flagship Store de Telefónica, ubicado en la planta baja del número 28 de Gran Vía, vuelve a poner remedio un año más a estas preguntas con una sucesión de experiencias tematizadas, alternativas y estimulantes relacionadas con la tecnología y con los contenidos televisivos más actuales, consiguiendo así convertirse en la alternativa más completa y original dentro de los planes navideños con los que poder disfrutar en Madrid.

En casa de Ava Gardner

La entrada es de libre acceso hasta completar el aforo y estará abierta hasta el 10 de enero. Diferentes sets personalizados llenan el espacio. Se trata de una opción de entretenimiento diferente, plagada de actividades sorprendentes que no entiende de edades, ya que sus temáticas albergan una amplia oferta generacional.

Desde una experiencia de realidad virtual que permite adentrarse en los secretos y misterios de las estancias de la casa de Ava Gardner –orientada en el pintoresco y exclusivo barrio del Viso de la España de los sesenta como se cuenta en «Arde Madrid»– para lograr encontrar el paradero de su collar robado, hasta la posibilidad de convertirse en un auténtico «virtual hero» de la mano de Rubius, el mediático y polémico youtuber.

Un paseo por las series

Este variado parque de atracciones televisivo está plagado de zonas exclusivas dedicadas a los bastiones de los espectadores más seriéfilos como «Las chicas del cable», «Vergüenza», «El embarcadero», «Élite» o «Arde Madrid». Nada más entrar por la puerta principal del que en su momento fuera considerado el edificio más alto de Europa, se puede disfrutar de una experiencia inmersiva en el plató simulado de «Las chicas del cable», quienes vuelven a casa gracias a la llegada de Netflix a Movistar.

Tiendas de perfumes, exposiciones de vestuarios y diferentes elementos decorativos del atrezzo propios de la serie con los que poder fotografiarse, son algunas de las sorpresas que alberga este peculiar stand en el que durante unos minutos es posible sentirse como una auténtica operadora telefónica de los años veinte y meterse, también, en el papel de las protagonistas de este éxito de la televisión. Continuando con el recorrido por los diferentes espacios, las posibilidades se van ampliando de manera que los más fanáticos de «El embarcadero» podrán informarse muy bien de los adelantos exclusivos de la trama protagonizada por Álvaro Morte e Irene Arcos y explorar la navegación web en 360º para interaccionar con los personajes y formar parte de algunas de las localizaciones más relevantes de la serie, como los magnéticos arrozales de la Albufera.

También cabe la posibilidad de sentir «Vergüenza». En sentido literal, pero también en el más figurado. La nueva propuesta para Movistar+ de Javier Gutiérrez y Malena Alterio, que justamente estrenaba su segunda temporada el pasado noviembre, cuenta con un rincón exclusivo en la parte derecha del espacio para poner a prueba y explorar los límites de nuestro sentido del ridículo.

Una pantalla plantea algunas preguntas relacionadas con situaciones embarazosas de las que los visitantes tendrán que intentar salir airosos a golpe de mueca. Apagar el fuego de las pasiones incendiarias con la colección de extintores de «Arde Madrid» o contemplar la imponente estructura del trofeo de «Élite» que preside el colegio más exclusivo de España al subir las escaleras que llevan a la siguiente planta, son otras de las curiosas experiencias que se pueden vivir en la Flagship Store de Telefónica.

Trabajar con las manos

La ilusión sin costuras de los niños tiene reservado un lugar privilegiado donde poder desarrollarse en libertad después de la intensa sesión experimental de los más adultos con sus series de cabecera. ¿Dónde? En la primera planta del edificio. Multitud de talleres de manualidades que fomentan la imaginación y la creatividad de los más pequeños con instrumentos reales y materiales de toda la vida, para que no todo sea mirar a través de una pantalla.

Además, la enorme sala cuenta con unos tótems repartidos por todo el espacio para poder descubrir y conocer mejor el funcionamiento de la aplicación Movistar Junior. Una interesante plataforma de entretenimiento infantil cuyos amplios y variados contenidos de carácter lúdico están estratégicamente adaptados a las capacidades de los niños con edades que comprenden entre los 0 a los 12 años y cuyo uso se encuentra supervisado y protegido con una interfaz de manejo sencillo, que intensifica la seguridad virtual de los pequeños y multiplica la tranquilidad protectora de los padres. Se trata de un plato variado de experiencias a la carta que no acaba sin embargo aquí.

El postre que vuelve a coronar un año más este banquete virtual viene acompañado de una de las experiencias más demandadas, especiales y mágicas de la temporada, que no solo activa el botón de pureza de la infancia y de los mayores. Hasta el domingo 23 de diciembre, se puede disfrutar de una videoconferencia con el paraje del Polo Norte para poder hablar con el mismísimo Papá Noel, uno de los personajes más queridos por los más jóvenes en estas fechas. Una atmósfera navideña única revestida por el manto tecnológico de la era digital que, sin embargo, mantiene intacta la esencia de la tradición y que conseguirá, seguramente, provocar auténticos estallidos de nervios y emoción a más de uno. Esa emoción podrá seguir avanzando hasta Oriente, ya que entre los días 26 y 4 de enero los menores de doce años podrán volver a tener un encuentro virtual y hacer realidad uno de los mayores sueños que albergan a esta altura del año, aunque esta vez con Los Reyes Magos. El Flagship de Telefónica sigue apostando cada año por actividades sorprendentes para el deleite de los más nostálgicos.