La firma española que quiere llevar los hologramas a la oficina

Zerintia trabaja también en un chaleco inteligente ideal para la construcción

Uno de los ejemplos de holograma diseñados por la empresa
Uno de los ejemplos de holograma diseñados por la empresa

Implantar los hologramas en las fábricas y en las oficinas es uno de esos pasos que van de la ciencia ficción a la ciencia a secas, de las películas a la vida real, y que está tardando demasiado en darse. Ahora, una empresa española, Zerintia Technologies, pionera en soluciones tecnológicas wearables y de Internet of Things (IoT), quiere acortar en lo posible este trayecto.

La firma ha presentado sus apuestas tecnológicas para 2017, que incluyen no solo el diseño de hologramas que puedan ser utilizados en campos como el de la industria, la investigación o la medicina, sino también chalecos inteligentes, máquinas con capacidad de predicción y smartwatches y smartglasses que se controlan a través de la voz.

Algunos de estos avances se someten estos días al escrutinio de posibles clientes y, sobre todo, patrocinadores, en el Wearable Technology Show que se celebra en Londres.

El primero de estos avances consiste en el diseño de una interfaz avanzada para Microsoft Hololens que hace posible el acceso a información relevante y en tiempo real con hologramas. La idea es integrarla en los procesos normales de una empresa, trabaje en el campo que trabaje, así como en el ámbito de las reuniones. Y sí, si está pensando en una serie o en una película en la que el protagonista despliega una pantalla de la nada, teclea, mueve, elimina y rescata elementos, no va desencaminado. Esa es, básicamente, la idea y el punto final al que se quiere llegar.

Junto a ello, Zerintia ha diseñado un chaleco inteligente, conectado a la red, pensado especialmente en trabajos del campo y obras de construcción, con el objetivo de reducir la siniestralidad laboral e incrementar la productividad. La solución vestible contará con sensores para detectar caídas y gases tóxicos y comunicará incidencias en tiempo real. Ante cualquier anomalía, los trabajadores recibirán alertas sonoras y lumínicas para reaccionar a tiempo y prevenir accidentes, según explica la compañía.

Asimismo, la firma está trabajando en dispositivos wearables como relojes o gafas inteligentes, que deberán ser capaces de aprender de forma automática (machine learning o deep learning) en base a algoritmos, lo que ayudará a la mejora de toma de decisiones y a reducir la siniestralidad laboral.

Con estos dispositivos, los trabajadores pueden acceder a información empresarial y de procesos utilizando la voz y, por lo tanto, no interrumpiendo sus labores. Además, los wearables inteligentes facilitan el mantenimiento predictivo de la maquinaria y la prevención de accidentes laborales.

Finalmente, Zerintia apuesta por potenciar su solución logística wLogistic, que se basa en la Realidad Aumentada de las SmartGlasses, así como en tecnología de geolocalización e Internet of Things, para mejorar los procesos de gestión en el almacén. Siguiendo las instrucciones indicadas en sus gafas inteligentes, el operario puede ir completando las tareas de gestión de la mercancía, conociendo qué ítems tiene que seleccionar, dónde se encuentran, a qué lugar debe transportarlos, explican en la empresa.